10/6/16

Poema de Gabriela Rivero

  
Escribo desde  nosotras 
las costillas de Adán 
desde   la culpa 
desde  el propio alma 
de María Magdalena. 
Soy la cabellera al viento 
el bizarro deseo  del  bordado 
la manzana  que brota en el infierno 
la pira  bautismal  que me nombraba 
la blasfema gorgona  del espejo. 
Soy  la puerta, el juego 
 la amante clandestina 
la madre protectora 
la  hereje impresentable 
la niña tierna de la plaza. 
Soy 
el asma que me sobra 
los abrazos que me faltan. 
Soy mi patria, tu condena. 
Escribo desde el alma 
el  látigo  y  la lengua. 
Soy la costurera 
zurzo  heridas 
enhebro, zurzo 
enhebro...escribo 
y  miro el cielo 
desde  el ojo 
ensangrentado 
de  mi aguja.



©  Gabriela Rivero

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Ya lo creo que escribís "desde el alma /el látigo y la lengua", así sacude este poema Gabriela, beso. MARÍA CRISTINA DI LERNIA

11 de junio de 2016, 21:39  
Blogger Unknown ha dicho...

Fuerte, contundente, profundamente femenino. Me encantó. El remate, único. Gracias

11 de junio de 2016, 22:45  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal