28/6/16

Poema de Bibi Albert


INSOMNIO 

4.

Ni lo pienses, ni lo digas.
Ya sabés la respuesta.
Te hacés la que jamás.
Te escondés detrás del eco de las horas.
Imposible conciliar la pesadilla
mientras bailan flamenco
la tos y los suspiros.
Ni lo digas, ni lo hagas.
No te levantes.
Quietecita, sin arneses,
corazón en la boca,
dejá que el suelo de la noche se te abra
y entregate.
Allá abajo, profundo,
lejos como las ocho,
están los frescos brazos de la vida,
recibiéndote de nuevo,
contándote los dedos,
diciendo una vez más y siempre siempre
que esperaba que fueras
varón y más grandota,
pero que igual te quiere,
y te arrulla, y te mece.


© Bibi Albert

6 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy bueno!!!!

29 de junio de 2016, 1:20  
Anonymous Anónimo ha dicho...



Bello poema, hermana.
Me encantó.

Abrazo enorme.


Alicia Márquez

29 de junio de 2016, 16:14  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

Muy bueno "mientras bailan flamenco la tos y los suspiros"
Un abrazo Bibi! Graciela Barbero

29 de junio de 2016, 20:38  
Blogger Unknown ha dicho...

sentí mucha ternura al leerlo. Hermoso.

29 de junio de 2016, 22:28  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Muy hermoso.

6 de julio de 2016, 13:40  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Entre la desesperación y la ternura.
Bello , bellísimo poema.
flora levi

16 de julio de 2016, 14:51  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal