3/5/16

Poema de Raquel Jaduszliwer

        
   Fugaz

Cuerpo presente aparecido de las cosas
todo lo quieto detenido por donde pasa lo fugaz

esa flor con las alas abiertas en suspenso
y ese aire
y el agua que la envuelve como un aire más grave
y la taza y la fuente en equilibrio
sin respirar

todo lo quieto detenido por donde pasa lo fugaz

cómo duran los restos de la noche en la mañana
cómo  brillan y ensombrecen todavía con algo de árbol
                           /y de antorcha
mientras tanto
las voces que vinieron de la calle trajeron otra música
                        /dentro del pensamiento
y todo
todo se pierde bajo el aura inolvidable de la luz
que no se deja
asir




© Raquel Jaduszliwer

10 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Creo, admirada amiga, que estás tematizando lo estático y lo dinámico, como si fueran campos no completamente limpios, como si arrastraran vetas del otro espacio. Sólo la luz es una presencia distinta y no se toca.Un gran beso. Isabel Llorca Bosco

3 de mayo de 2016, 21:25  
Blogger Noemí Correa Olivé ha dicho...

Raquel, tu poema, una delicadeza suspendida en lo etéreo, voz que acaricia para no herir la quietud y lo leve. ¡Gracias, querida poeta!!!

4 de mayo de 2016, 2:22  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bellísimo texto, amiga. Nos transportás a esos universos tan evanescentes e intensos...gracias.

Claudio Simiz

7 de mayo de 2016, 15:49  
Anonymous Anónimo ha dicho...

La mirada sublime sobre los silencios, los restos, nuestras marcas... el tiempo. Hermoso, Raquel!! Fabiana León

7 de mayo de 2016, 21:02  
Blogger Adriana ha dicho...

Muy bello texto, en que juegan los contrarios. Lo detenido se une a lo fugaz, la noche perdura en el día, que está constituido por lo inasible. Un abrazo. Adriana Maggio

7 de mayo de 2016, 23:19  
Anonymous Anónimo ha dicho...

"por donde pasa lo fugaz" bello!!!
flora levi

9 de mayo de 2016, 15:08  
Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Intenso poema.
Abrazo
Elisabet

9 de mayo de 2016, 20:17  
Anonymous Anónimo ha dicho...



Toda la fugacidad de un momento en este magnífico poema, tan etéreo, tan mágico como el tiempo.

Un abrazo.

Alicia Márquez

11 de mayo de 2016, 18:42  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bello , bello tu poema Raquel...
Este "cuerpo presente aparecido de las cosas"...cómo refleja!... y esa luz de lo fugaz, de su aura, que no se deja asir,

Gracias por compartirlo,
Un abrazo grande
Montse Bertran

12 de mayo de 2016, 9:16  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Hermosas imágenes suspendidas etéreamente.
Un abrazo
Betty

12 de mayo de 2016, 21:54  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal