21/5/16

Poema de Mary Acosta


EL DESTEÑIR DE UNA SONRISA

Se destiñó la sonrisa sobre la cornisa del alma confundida.

Desnuda en pena se contornea sobre la alfombra cenicienta de los rostros.
Labios amorosos besan el húmedo colchón
que amortigua la voz empobrecida de la nada.

Por el ayer,
vibraciones epidérmicas mueren de miseria
a fuerza de escarbar gritos inútiles en una dignidad sin nombre.

Latigos invisibles lamen las agrias grietas del despojo,
derribando derechos encendidos sobre esclavizadas lenguas avergonzadas.

La trama encastra perfectamente en el puzzle del desamparo,
ave de rapiña descarnada que adormece sobre las llagas de manos en ayuno.

 Dibujadas sonrisas con trajes de rojizos labiales aprendiendo a amar,
 defilan solitarias sobre la  pasarela realista,

 mientras ante el impredecible minuto del hoy
 el alma confundida clama, por la necesaria savia nutriente de una renovada existencia.


© Mary Acosta

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

"...una dignidad sin nombre...", "...el puzzle del desamparo..." "el impredecible minuto....", ..."el alma confundida clama..." versos que me llegan. Por alguna extraña conexión, la poesía es universal y encajan los versos de una en el alma de la otra. Y esta "una" agradece, porque se despiertan rincones dormidos, grietas despojadas, cornisas por donde el alma transita.... Gracias MAry, te mando un fuerte abrazo. Isabel Krisch

29 de mayo de 2016, 23:39  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Reclamos desde la sonrisa hasta el colchón los labios.
Besos

18 de junio de 2016, 17:08  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal