13/3/16

Poema de Patricia Corrales


Grito (ahora ya está muerta. Pasad
Olga Orozco ) 

Nadie supo cuando
No surgieron testigos
ni siquiera rincones piadosos
Habrá una casa con olor a muerte
Un crucifijo cómplice, una garra demoliendo entrañas
Nadie supo
Afuera continuaba el sol ardiendo amores
ventanas de par en par a la noche de verano
pero en tu habitación sólo el frío más intenso
el borde del cinto salpicado de tu sangre
pañuelos de papel con la huella de su zapato
ese mismo que se incrusto en tu vientre
Y no pudiste, no pudiste dejarlo
Era amor te decías , te celaba por amor
El olor a muerte se avecinaba
Todo estaba en su lugar menos tu cuerpo regado de pistas
Había una calma tenebrosa
sin embargo tu grito persiste en la duda ,
en la injusta duda
de tu inexorable viaje



© Patricia Corrales

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

grito, llamado, ese olor a muerte que parece sentirse, que conocemos, no sé, patricia, cala muy hondo tu estilo, este poema realidad misma. abracito. susana zazzetti

14 de marzo de 2016, 10:05  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal