30/3/16

Poema de Marizel Estonllo



 VINAGRE AROMÁTICO

No todo lo que queda atrás se ha perdido para siempre.
Recuerdo la esencia de naranja
la espesura negra del alquitrán
el olor de la resina del benjuí
cuando era acariciada por el agua de rosas.
También ese día que no parece terminar nunca,
suspendido en la antecámara de un recuerdo.
Un ala quebrada en el alambrado
es testigo de un vuelo interrumpido.
La lavanda danza con el romero
la salvia con el limón.
Pronto amanecerá.


© Marizel Estonllo

3 comentarios:

Anonymous Milagros Rodríguez ha dicho...

BUEN RECORRIDO MARIZEL ¿Y EL AGUA DE AZAHAR? Un abrazo

1 de abril de 2016, 9:13  
Blogger Carlos Alberto Roldán ha dicho...

Volvé, seguí.
Te vas del poema y yo me quedo, más lento, esperando más viaje.
No es una crítica: denuncio este tipo de lector que existe.

4 de abril de 2016, 23:38  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Espléndido pooema, Marizel.
Un beso Isabel Llorca Bosco

11 de abril de 2016, 1:15  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal