9/3/16

Poema de María Alicia Gómez de Balbuena


A César Vallejo, el poeta libre

Poeta de las alturas ignotas de nuestra tierra
Que al encuentro de la muerte con tu vida siempre fueras
Poeta que en la miseria de las cosas terrenales
Convertías  ese mundo en caminos celestiales
Juego al que juegan los grandes…”Un juego sin contrincantes”
De esa tu mirada oscura nadie captó realidades
Tras tu ausencia, esa mirada, nos  descubrió lo que vales
Lo que tu mensaje brinda, lo que tus letras confirman…
¡Lacerantes tus momentos de solidario abandono…!
¿Cómo ibas a quejarte del sufrimiento unitario
Cuando en las calles veías el sufrimiento de hermanos?
Vallejo de las alturas, con los Andes vigilando
César Vallejo en la historia, de tu gente mendigando
Un sacerdocio del alma conquistó tu gallardía
Que se sumió en la protesta hacia una sociedad mezquina
París…y más tarde Rusia, y  tu andar por una causa
                    “ La noble causa del pueblo”
Fueron tu huella profunda, alma de tu poesía…
El poeta te surgía con cada encuentro mundano
Cada noche, en la vigilia, tu palabra nos crecía…
Una Lima acusadora de tu conducta insaciable
Despertó a la libertad, que por tu sangre corría
La cárcel fue una almohada de seda para tus sueños
Construir en la injusticia, fue tu pensamiento madre
Y así nació tu palabra, entre barral y humedades
Un sacerdocio del alma conquistó tu gallardía
Y  se te metió en las venas aquella sed de conquistas
Venas que vieron correr esa tu sangre mestiza
Vallejo de las alturas, con los Andes vigilando
César Vallejo en la historia, de tu gente mendigando
Cada noche, en la vigilia…tu palabra nos crecía…


© Maria Alicia Gómez de Balbuena

4 comentarios:

Blogger Teresa Gerez ha dicho...

Sin dudas, un enorme poeta. ¿Quién no recitó alguna vez desde el corazón "Hay golpes en la vida...yo no sé"?... Abrazo

11 de marzo de 2016, 8:21  
Anonymous María Luisa Márquez ha dicho...

Te felicito por recordar un gran poeta María Luisa Márquez

11 de marzo de 2016, 21:28  
Blogger Liliana ha dicho...



Los grandes siempre dejan huellas, eso es así. Abrazo amiga

Lily Chavez

12 de marzo de 2016, 10:54  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me encantó el contenido fuerte de este poema dedicado a Cesar Vallejo. Bravo Alicia querida.!
s.roberts

19 de marzo de 2016, 20:34  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal