16/1/16

Poema de Jorge Moreno De Los Santos



Creías que era fácil:
como inventar  intemperies de almizcle
o buscar en los armarios
los absurdos disfraces que dispone el olvido.

Creías que era fácil
hallar en los bosques rojos de tu vientre
un planeta vulnerable amándose a si mismo,
una inacabable enredadera de hinojo y de crisoles
o el relámpago  terrible de un vestigio estremecido.

No, no fue fácil:
sobrevivir en los rigores de todas las derrotas,
en la oficina amarilla de los días arrebatados.
Alquilar una pensión en el olvido,
bajar hacia las calles oxidadas de graffiti
y pedir trabajo en los bajos fondos.
Escribir cartas a los viejos amigos:
recordando antiguos fuegos
de veranos y de infancia,
cuando apedreábamos la luna
y enterrábamos tesoros en los desvanes.

Ahora todo es exilio,
escombro, pasado.
                Montañas
                               y montañas
                                               de nostalgia. 



Ahora soy dócil; impreciso, oscuro…
Y escribo versos que empujan a mi desobediencia;
invento palomas de cal para tardes sin primicias
y mendigo certidumbres y mendrugos
en una tierra que ya no quiere desvelarme.



© Jorge Moreno De Los Santos

6 comentarios:

Anonymous betty badaui ha dicho...

Esas imágenes de antiguos fuegos, apedrear la luna, fantasear con tesoros...me impactaron, y la nostalgia final qué bien transmitida.
Buen Año
Betty

16 de enero de 2016, 17:07  
Anonymous Anónimo ha dicho...

mi gran reconocimiento a tu estilo literario. parejo, intenso, bello donde se entrecruzan metáforas y realismo. susana zazzetti.

16 de enero de 2016, 18:59  
Anonymous Anónimo ha dicho...

perdón, vuelvo:muy apropiada la imagen a la palabra. susana zazzetti.

16 de enero de 2016, 19:00  
Blogger irene marks ha dicho...

Ese" No, no fue fácil" va marcando el ritmo de un dolor agridulce y nostálgico: "sobrevivir en los rigores de todas las derrotas". Las imágenes de movimiento marcan momentos de gran fuerza poética: "cuando apedreábamos la luna y enterrábamos tesoros en los desvanes". La desesperanza final surge del paso del tiempo y su obra, y refleja el devenir de la vida. Un grandísimo poema. Con cariño
Irene Marks

17 de enero de 2016, 10:36  
Blogger Mariano ha dicho...

Muy bello poema, Jorge, pleno de imágenes muy ricas.
Me agradó mucho leerlo.

Mariano Shifman

17 de enero de 2016, 20:28  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Ya no quedan palabras, se ha dicho todo en los comentarios anteriores, me resta agregar solamente que encuentro grandes aciertos, recursos literarios muy bien utilizados y un lirismo a flor de piel que estremece.

Gracias estimado Pablo por compartirlo en esta página del entrañable Gustavo abrazo. Vic

18 de enero de 2016, 15:34  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal