18/12/15

Poema de Mariano Shifman


LA SAZÓN DE LAS COSAS

Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere
debajo del cielo tiene su hora. Eclesiastés, 3:1

Hay un tiempo propicio a cada cosa,
lo dijo Salomón, en hora amarga.
Hay épocas de alivio, otras de carga;
de herirse en cardos o gozar la rosa.

Esa voz, que aún resuena, es pesarosa
para el que no avanzó; de hiel lo embarga.
¿Podrá salir, portar su corta adarga
y luchar, vislumbrando ya la fosa?

Ciertos días la fe toma las riendas
-o quizá lo recubre con sus vendas-
y camina, sin ver, hacia el futuro.

Ciertas noches no hay dios que lo resguarde.
Y piensa entonces, lúcido y oscuro:
darse cuenta es señal de que ya es tarde.

 © Mariano Shifman

1 comentarios:

Blogger Rolando Revagliatti ha dicho...

Está bueno, Mariano, tu soneto: el título, el desarrollo, el "darse cuenta es señal de que ya es tarde".


Rolando

*

18 de diciembre de 2015, 15:22  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal