20/12/15

Poema de María Teresa Andruetto


Interior con naranjas

Las casas pintadas de rosa 
o de turquesa, me hicieron pensar 
en un país tropical. También 
el hombre que manejaba el taxi, 
eléctrico como un músico de jazz. 
En el auto habló de unas naranjas, 
dijo algo que no entendí. Después, 
bajo la noche diáfana, pasando 
el Bermejo, esa niña desnuda 
sobre el puente. Una luz melosa 
atravesaba el agua y en el cielo 
negro la luna encendida
como una naranja. 


© María Teresa Andruetto

5 comentarios:

Blogger Griselda Rulfo ha dicho...

Bello poema. Realmente bello.

20 de diciembre de 2015, 13:41  
Blogger sacanueces ha dicho...

hermoso, hermoso!!! gracias por compartirlo, francisco

20 de diciembre de 2015, 19:08  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Brillante, como esa naranja, un abrazo de

Silvia Loustau








23 de diciembre de 2015, 6:11  
Anonymous PAULI ha dicho...

POÈTICO Y SUGESTIVO PANTALLAZO

26 de diciembre de 2015, 18:35  
Blogger Liliana ha dicho...


Cuánto kilometraje tiene este poema que nos lleva y nos trae con sus palabras, con sus imágenes. Exquisito Tere, besos y FELICES FIESTAS!

26 de diciembre de 2015, 20:37  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal