24/11/15

Poema de Víctor Hugo Valledor



Escribir las voces del destino sin oírlas.
Deletrear el códice alfabético de las piedras.
Colorear con sonrisas y cerrojos los párpados despojados del trébol.
El destino nos habla en el oído interno de nuestra alma en  un soplo apenas  de eternidad.
Correr hacia la última página de un tomo incierto de hojas vacías.
En el segundo instintivo de la materia los árboles corretean en la oscuridad.


© Víctor Hugo Valledor

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

precioso poema.precioso. susana zazzetti.

24 de noviembre de 2015, 18:22  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bella asociación de imagen sencilla y contundente con poema directo personal. Felicitaciones!!

Claudio Simiz

25 de noviembre de 2015, 17:01  
Anonymous Anónimo ha dicho...


mE GUSTA MUCHO EL POEMA, EL CIERE ES BASTANTE CONTUNDENTE

20 de diciembre de 2015, 14:33  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal