11/11/15

Poema de Mariano Shifman


SEGÚN EL CRISTAL

Dulce es el vino a quien se siente sano,
mas colma de amargor al indispuesto.
Un suave amanecer sabe funesto
al que anegó su mente en un pantano.

Lo próximo aparenta estar lejano;
un elogio se toma por denuesto.
El mal se asume cierto; el bien, supuesto
remoto, una ilusión, un sueño vano.

El hígado ocluido nos inclina
a una visión del mundo tenebrosa;
juzgamos a la rosa por la espina.

Suspenderé mi juicio: cada cosa
la crea nuestro gusto o nuestra inquina
(incluso Venus es demonio o diosa).


© Mariano Shifman

7 comentarios:

Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

Buen soneto..

12 de noviembre de 2015, 6:11  
Anonymous Anónimo ha dicho...

si, mariano, a cada rato, tal vez sin darnos cuenta " juzgamos a la rosa por la espina" bellísimo tu soneto, un artista en ésto. susana zazzetti.

12 de noviembre de 2015, 12:08  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Mariano querido.
Un soneto pensado, profundo y ajustado plenamente a tu estilo y su forma.
Me encantó hermano!
Susana Giraudo

13 de noviembre de 2015, 0:39  
Blogger Carlos Alberto Roldán ha dicho...

Buena música. Un placer leerte o leerla, no sé qué decir.

16 de noviembre de 2015, 13:21  
Anonymous Mariasilvia ha dicho...

Perfecto! Y delicioso recobrar el sabor de un buen soneto, esa música rítmica que le es propia y está fuera del tiempo!

18 de noviembre de 2015, 17:24  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Buenisimo Mariano, un abrazo, Dolores Pombo

19 de noviembre de 2015, 9:59  
Anonymous Anónimo ha dicho...


basta con que sea un soneto para que ya me guste mucho
gracias
W.

20 de diciembre de 2015, 14:51  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal