16/11/15

Poema de Carlos Alberto Roldán


algunas luces 
en el borde mismo del horizonte 

alucinaciones desvaríos 
que llaman como una voz perdida 

luces que nos llevan y traen 
desbocado el corazón 
corto 
demasiado corto el aliento



© Carlos Alberto Roldán

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

algunas luces... sí, también algunos poemas nos llaman desde otro corazón. susana zazzetti.

16 de noviembre de 2015, 16:25  
Blogger Rosario ha dicho...

Sí, amigo, demasiado corto el aliento para poder abarcar los deseos de un mejor día. Hay que seguir la ruta de los perseverantes. Saluditos.

17 de noviembre de 2015, 16:55  
Blogger Ricardo Juan Benítez ha dicho...

Si amigo, algunas luces desvariadas nos quitan el poco aliento que nos queda.

21 de noviembre de 2015, 14:42  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal