12/9/15

Poema de Natalia Litvinova


HUECO EN PIE

Hay días en los que río con mi risa triste. Mi risa
equilibrista que cae, me río entonces con el fracaso,
risotada de tronco hueco que se mantiene en pie
por lo que alrededor florece.

Hoy soñé con mi abuelo, estábamos capturados. Nos pedían
concentración, que tocáramos música y que nos peináramos
los unos a los otros. Nos obligaban a construir pianos
antiguos de madera. Por las noches nos vendaban las manos
para que no crecieran, porque pequeñas y delicadas
sirven para llegar hasta las cuerdas.

Mi madre decidía el lugar de las cosas. El jarrón de acá para
allá, el sillón, los cuadros, mi padre. Y cuando yo intentaba
crecer, zas – zas, cortaba los caminos de mi pelo.

Huele a gasolina y hace frío. Tengo miedo de encender el fósforo.
Va a llover nieve sucia. Estoy en un pueblo abandonado de
Europa del este, estiro el vestido para taparme. Una anciana
que lleva una gallina en los brazos tropieza y cae de rodillas.
El ave que no sabe volar es arrojada al aire.



© Natalia Litvinova

21 comentarios:

Blogger Gustavo Tisocco ha dicho...

Hola Natalia, bienvenida a este sitio que pretende difundir a poetas contemporáneos, mes a mes serás publicada. Un abrazote Gus.

12 de septiembre de 2015, 12:56  
Blogger Clelia Bercovich ha dicho...

con esa nostálgica música del inmigrante del abandono, la pérdida, el miedo y lo hostil del paisaje de la huida cuando no hay remedio, el olor a gasolina y la descripción que adquiere mayor entidad en el dolor del destierro.
Estupendo
Clelia

12 de septiembre de 2015, 14:00  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Bienvenida Natalia, un gusto leerte, un buen mensaje para un tema fuerte y doloroso.
Un abrazo
Betty

12 de septiembre de 2015, 14:50  
Blogger Rolando Revagliatti ha dicho...

Excelente.



rolando
*

12 de septiembre de 2015, 15:29  
Blogger humbertomanuelbotana ha dicho...

tus versos marcan la no justicia de un mundo que desde siempre reina. me gusto, gracias

12 de septiembre de 2015, 15:58  
Anonymous Milagros Rodríguez ha dicho...

Bienvenida Natalia con este hermoso poema!

12 de septiembre de 2015, 20:11  
Anonymous Anónimo ha dicho...

secuencias de un realismo puro unidas por el dolor. impecable. susana zazzetti.

13 de septiembre de 2015, 1:40  
Blogger Natalia Litvinova ha dicho...

Muchas gracias Gustavo, muy feliz de estar acá con ustedes en este blog compartiendo poesía,

un beso!
Natalia

13 de septiembre de 2015, 20:13  
Blogger ESTEBAN CHARPENTIER ha dicho...

Mágico y triste

13 de septiembre de 2015, 20:42  
Blogger Raquel Jaduszliwer ha dicho...

Cuando la realidad duplica la pesadilla, a cuál más absurda. Imperio de lo ominoso. Gracias Natalia!!!

14 de septiembre de 2015, 22:35  
Blogger ©Claudia Isabel ha dicho...

Natalia, hasta ahora, no había tenido el gusto de leer tu poesía, por cierto, es excelente! gracias

15 de septiembre de 2015, 11:57  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me gustó mucho este poema con histria de inmigrantes, un saludo de


Silvia Loustau

15 de septiembre de 2015, 13:17  
Anonymous Anónimo ha dicho...

un placer leerte!
bienvenida

claudia tejeda

15 de septiembre de 2015, 18:32  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Una historia de dolor y desarraigo en una bellísima factura, Natalia.
Felicitaciones y un beso grande de bienvenida
María Rosa León

15 de septiembre de 2015, 19:30  
Blogger Natalia Litvinova ha dicho...

Gracias por todos los saludos y los comentarios, les mando un abrazo a todos! Nos seguimos leyendo,
Natalia

15 de septiembre de 2015, 21:30  
Blogger Adriana ha dicho...

Hermosísimo. El sueño inquietante se funde con la pesadilla de la realidad: hay que volar, aunque no se sepa. Muy bienvenida a esta casa de poesía, donde siempre hay lugar para muchos más. Un abrazo. Adriana Maggio

16 de septiembre de 2015, 9:18  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Sorbille dijo...
Muy buen poema! Un abrazo

16 de septiembre de 2015, 23:50  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Bienvenida Natalia:

Con nostálgicos recuerdos y visones, más el sentimiento pleno, ha logrado mostrar un mundo cargado de temor, sufrimiento, imposiciones y dolor. Qué gran poema.

Sonia Quevedo

19 de septiembre de 2015, 12:00  
Blogger Raquel Graciela Fernández ha dicho...

Hermoso trabajo!

28 de septiembre de 2015, 13:27  
Blogger Isabel ha dicho...

Natalia, muy felliz de que estés en este lugar con nosotros. La poesía se alimenta de buena poesía. mUYbuen final en un excelente poema. Un beso Isabel Llorca Bosco

29 de septiembre de 2015, 3:24  
Blogger LIDIA CARRIZO ha dicho...

BIENVENIDA POETA!...UN POEMA MUY BELLO ALLÍ TODO SUCEDE Y EL TIEMPO SE ENCARGA DE ACOMODARLO AL DEVENIR, PERO ELLOS ESTÁN Y SIGUEN DICTÁNDONOS LIBRETO A SEGUIR... NOSOTROS VEMOS AL TIEMPO POR SUCEDER.
MUY BUEN POEMA ME ENCANTÓ! // LIDIACC.

5 de octubre de 2015, 9:50  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal