23/9/15

Poema de Andrea Marín


POESIA PERDIDA 

Pestañas que acarician el alma inquieta de los que sueñan 
Dedos que vuelan noches a la orilla de una estrella 
Párpados que besan cicatrices de otros muertos 
Labios que entregan esquirlas en las despedidas 
Cabellos que sudan vinagre y leche en cada estación 
Uñas desatinadas a la vera de una piel marchita 
Celos demudados de esa luna que se abraza a otros pies 
Risa afiebrada de vanos llantos  
Lengua burlada en otras lenguas 
Letras oxidadas en un arcoiris 
Musas extraviadas sucias de tinta 

Torrente agridulce de versos fundidos 
Extintos...


¿Dónde quedó el reloj que marca los vientos? 
¿Qué fue de la sombra que escondía los secretos? 
¿Quién será el poeta que acuda al auxilio?



© Andrea Marín

3 comentarios:

Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

Bello, bello, y luminoso. Gracias por este poema.

24 de septiembre de 2015, 8:19  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Sentir, la vida, secuencias, historia siempre de todos.
Un abrazo

26 de septiembre de 2015, 16:58  
Blogger Raquel Graciela Fernández ha dicho...

Hermoso trabajo. Sensaciones colectivas que confluyen en un poema íntimo.

28 de septiembre de 2015, 11:38  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal