5/8/15

Poema de Elena Cabrejas



 RONDA

                        Sola la ronda quieta que las nombra
                                     en la calle callada...

          Silenciosa la ronda
es un suave espiral
que avanza tragando el llanto
avanza sin avanzar.
Mujeres de larga ausencia
del otro lado del mundo
arrastrando su impotencia
como un herido animal
Ya son madres de sí mismas
pájaros en una jaula
que en las rejas de la tarde
                avanzan sin avanzar.
Llevan himnos de muerte en las entrañas
locas gaviotas atadas en el pelo
nombran los nombres mudos que las nombran
  en el verbo infinito de su andar.
Colgaduras de sombras las circundan
hielan sus uñas clavadas contra el miedo
cavan sus pasos el centro del poema
                en la metáfora viva de su andar.



© Elena Cabrejas

6 comentarios:

Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

Me conmueve esa ronda de las madres y abuelas, mucho lograron, pero aun falta tanto.
Hermoso poema. Un abrazo
Graciela N Barbero

5 de agosto de 2015, 22:42  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias por este poema Elena, un abrazo

Silvia Loustau

6 de agosto de 2015, 8:44  
Anonymous Anónimo ha dicho...

arrastrando su impotencia,muy profundo poema , mis abrazos para vos María Luisa Márquez

7 de agosto de 2015, 21:04  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Dolloroso y fuerte poema. Cuantas imágenes cargadas de silencio y miedo.

Gracias por sus letras.

10 de agosto de 2015, 18:46  
Blogger Adriana ha dicho...

Poema lleno de fuerza, con versos poderosos como el espíritu de esas mujeres valientes. Gracias. Un abrazo. Adriana Maggio

11 de agosto de 2015, 20:22  
Blogger Elena Cabrejas ha dicho...

Gracias a todos los poetas tan generosos que comentaron mi poema. Y a vos Gus, también, por publicarlo.
Bsss
Elena

14 de agosto de 2015, 12:46  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal