7/8/15

Poema de Anamaría Mayol



SOÑABA EL VUELO

Yo enterré todas las  muñecas
en el jardín
para que  viajaran a la China

les pedí el rastro

pensaba que los túneles
abrirían caminos hacia otros sitios

y soñaba el vuelo de los pájaros
 en el trapecio
colgado entre los árboles

nunca pensé en desterrarlas

pero ellas no  regresaron
vino la noche oscura

enterramos  los libros
que amábamos
para que se salvaran del saqueo

les perdimos el rastro
(la huella sigue  profunda en las entrañas)

ya no encuentro túneles
senderos de escape hacia otros sitios
ni tengo ese trapecio colgado
                    entre los árboles

pero sueño  otros vuelos



© Anamaría Mayol
Foto; Gustavo Tisocco

10 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

leerte, escucharte recitar, cantar tangos, todo en vos es un camino hacia un hermosísimo aprendizaje. muy bien dicho, poeta. abracito, ana. susana zazzetti.

7 de agosto de 2015, 19:23  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...


Excelente poema. Y su mensaje. Te felicito.
Marta Zabaleta

9 de agosto de 2015, 20:27  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Cuanta fuerza en la palabra y en la forma. Gran poema.

Sonia Quevedo

9 de agosto de 2015, 21:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

"hondamente" bello PAOLANTONIO

9 de agosto de 2015, 23:31  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Precioso, profundo!
abrazos
S.Roberts

10 de agosto de 2015, 22:41  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me encantó, la pureza de los sueños infantiles que nos hace volar lejos :)

Romina R Silva

11 de agosto de 2015, 13:46  
Blogger Adriana ha dicho...

Texto estremecedodr. Fuerte contraste entre la inocencia de la infancia, con sus placeres, y la crueldad de la realidad adulta que, a pesar de todo, no aniquila los "vuelos". Un beso grande. Adriana Maggio

11 de agosto de 2015, 20:13  
Anonymous Anónimo ha dicho...

tu poesía Anamaría, es palabra Mayol.
te quiero


claudia tejeda

13 de agosto de 2015, 12:25  
Anonymous Anónimo ha dicho...

leer tu poema me indujo a a tristeza, pero la realidad en el poema nos indica, que todos tenemos nuestro niño interior.
saludos
Anahí Duzevich Bezoz

19 de agosto de 2015, 19:27  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Sorbille dijo...
Conmovedor poema! Un abrazo

23 de agosto de 2015, 23:05  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal