3/7/15

Poema de Elena Eyheremendy


Grafito  y  dolor  entre  dos  abismos

El dolor es un agua que no se pierde.
Jacobo Fijman

Apenas  inclinado  bajo  la  noche  sola
un  solo  objeto  fluye  religando  abismos.
          Por  debajo  de  los  gestos  urdidos
          solo  el  grafito  del  propio  devenir
          y  el  dolor  que  cimienta.

Lo  demás  está  quieto.
Le  han  bebido  la  sangre  para  darle  un  reposo.
          Solo  el  dolor  perdura  y  te  apuntala
          / Equilibrista /
          Casi  parece  eterno.


© Elena Eyheremendy
Pintura: Soledad Agüero, “El Apasionado” “Le Passionné”

Enviada por la autora del poema

9 comentarios:

Blogger Carlos Enrique Cartolano ha dicho...

Sólo el dolor perdura y te apuntala... Es cierto: la mitad de la vida es dolor; dicha el resto.

3 de julio de 2015, 18:02  
Anonymous Anónimo ha dicho...

"Equilibrista"....buenisimo! Cariños, Dolores Pombo

4 de julio de 2015, 15:01  
Anonymous Beatriz Minichillo ha dicho...

Bello y enigmático poema de excelente construcción

4 de julio de 2015, 21:14  
Anonymous Elena S. Eyheremendy ha dicho...

En primer lugar agradezco a Gustavo Tisocco por haber publicado en su blog este poema y la ilustración de Soledad Agúero. Agradezco también a los que han hecho comentarios. Es señal de que nuestra pequeña obra ha tenido una llegada, que de algún modo ha tocado un corazón generoso, que ha querido compartir sus impresiones. Gracias entonces y a mi vez voy a leer a los colegas publicados. Gracias entonces y un abrazo!

5 de julio de 2015, 0:40  
Anonymous Anónimo ha dicho...

dificil equilibrio y un poema que lo señala. PAOLANTONIO

6 de julio de 2015, 16:54  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Muy buen poema.
De privilegio poder leerlo.
Felicitaciones
Un abrazo

11 de julio de 2015, 18:57  
Anonymous Anónimo ha dicho...

El dolor esta siempre, como un cimiento de lo humano, del "equilibrista" . Un gran poema, Elena. Un abrazo.Amalia

14 de julio de 2015, 19:08  
Anonymous Beatriz Minichillo ha dicho...

El equilibrio de los gestos, la muda memoria, la vida que nos enfrenta a nosotros mismos

31 de julio de 2015, 23:34  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Gran homenaje, gracias por la magia de las letras.

Desgarrador poema.
Sonia Quevedo

3 de agosto de 2015, 14:06  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal