2/2/13

Poema de Graciela Wencelblat


Algo que hacer con la poesía

Abrazar la poesía.

Crearle una vivienda
fuera de uno,
con espejos
un reloj que no dé las horas
para no abrir el silencio.
Hablarle con gestos infinitos
no hacerle reproches
practicarla con o sin estilo.
En una tarde cualquiera
llevarla a beber el viento.
Al alba mostrarle
la pulpa del mundo.
Entonces preguntarle
¿qué piensas?


© Graciela Wencelblat

16 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

qué buena pregunta para hacerle, graciela, mientras la abrazamos, como decís, con gestos infinitos. me encantó. susana zazzetti.

2 de febrero de 2013, 17:45  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermoso Gra. Sí claro, hacerle una casa fuera de nosotros, de eso se trata. Te abrazo

Lily Chavez

3 de febrero de 2013, 23:01  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermoso y movilizador Graciela, sobre todo cuando está esquiva y no quiere opinar, por eso llevarla a beber el viento, me parece una buena idea y un excelente acierto poético.
Ignacio

4 de febrero de 2013, 14:32  
Blogger ALICIA CORA ha dicho...

GRACIELA, ESTE POEMA ME DIJO ALGO QUE TAL VEZ QUERÍA ESCUCHAR, TENGO QUE CREAR GESTOS INFINITOS PARA LLEGAR HASTA ÉL, BESO Y GRACIAS ALICORA.

8 de febrero de 2013, 17:48  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un profundo cuestionamiento a la poesia fuera de nosotros , me parece bueno, una casita llena flores por supuesto
abrazo

maria elena tolosa

9 de febrero de 2013, 15:49  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Una relación entrañable con la poesía.
¡Una maravilla tu poema, Graciela!
Aplausos, bises y besos
María Rosa León

9 de febrero de 2013, 23:38  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermoso Graciela,con el misterio y la magia q encierran todos esos ofrecimientos.Un cariño
Alicia Corrado Mélin

10 de febrero de 2013, 19:39  
Blogger Ricardo Juan Benítez ha dicho...

Graciela... vos ya lo hiciste. La mimaste, la acunaste y enalteciste. Buen destino para un poema.

11 de febrero de 2013, 12:45  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermosísimo Grace!!!ella vive en la casa del silencio...hay que escucharla en estados de gran quietud, me gusta la idea de preguntarle, dialogar con ella, gran texto, para releer, besote, María Chapp

13 de febrero de 2013, 21:24  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Se trata de mondar la cabeza y hundirse otra vez
a la manera de Dante
sobrevivir a la caída
avanzar a tientas
por entre laberintos
buscando no salir,
se trata de dejar intacto el silencio
mientras la máscara se adhiere
y uno conversa con los sueños.
W.M

15 de febrero de 2013, 22:19  
Blogger Adriana ha dicho...

Me encantó tu texto, Graciela, es fresco, original, movilizante por lo genuino y candoroso. Me conmovió el remate, en que se entabla un diálogo que el amor a la poesía hace posible. Un beso grande. Adriana Maggio

20 de febrero de 2013, 9:38  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David A. Sorbille dijo...
Excelente poema, Graciela. Un abrazo

21 de febrero de 2013, 20:54  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Qué hermoso. Y qué bueno poder volver a leerla en esta selección de Gus.
Gracias
Abrazo
Alicia Perrig

26 de febrero de 2013, 15:37  
Blogger Cynthia Rascovsky ha dicho...

Reflexivo,texto que invita y hace del verbo la magia.


abrazotes querida poeta.


muak.

27 de febrero de 2013, 14:54  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Querida Graciela, todas tus poesías incorporan los matices expresivos y estéticos que muestran un estilo rico en imágenes y la necesidad de compartir la mágica pasión por la palabra que entretejen auroras y liberan tu lírico canto...Anny Guerrini

27 de febrero de 2013, 17:12  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Exquisito poema, Gra. La Poesía agradecida. Besos.

Jorge Luis Estrella

27 de febrero de 2013, 17:56  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal