26/11/11

Poema de María Amelia Diaz


La muerte de las flores

Unas flores inválidas y azules se desvisten en el florero
con suaves movimientos de arabesque abandonan sus cabezas
bajo la cadenza de alguna brisa que entra sutil por la ventana.
Entonces ellas, las ahora marchitas, abandonan sus pétalos uno a uno.
Como En La muerte del cisne,
las flores entraron en escena sólo para ofrecernos la magia de su muerte
Ellas, las que conocieron la libertad del viento y la fresca aventura de la lluvia,
las que durmieron palpitando bajo un techo de estrellas,
pequeñas pávlovas de florero
(todo su cuello sacudirá esta blanca agonía dirá Mallarmé en el poema)
ellas inician su último gesto de abandono,
se inclinan

y dejan sus pétalos sobre la mesa.

© María Amelia Diaz

8 comentarios:

Anonymous angel rizzano ha dicho...

/ellas que conocieron la libertad

del viento y la fresca aventura

de la lluvia/pequeñas Pavlovas de

florero.Bellisima y delicada mira

da de Poeta sobre la Vida MARIA

AMELIA UN GRAN SALUDO para Vos y

Tu Poema angel

26 de noviembre de 2011, 19:11  
Blogger ignacio ha dicho...

Es increiblemente hermoso este poema, de una elegancia artística
envidiable. Es un regalo tu palabra.
Gracias
Ignacio

27 de noviembre de 2011, 21:09  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Este poema tiene el horror de la muerte , la magia del abandono , tiene mucha fuerza y una sutil tristeza

maria elena tolosa

28 de noviembre de 2011, 11:56  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bello cuadro María Amelia de la Vida Muerte Vida...la palabra nos regala comprender la muerte como algo natural "pétalos sobre la mesa"....
Besos!
Montse Bertrán

28 de noviembre de 2011, 22:47  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias a todos por sus hermosos comentarios que me ayudan a integrarme al poema
María Amelia

29 de noviembre de 2011, 15:08  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Poema visceral de una sencilla y firme belleza que no rehuye de una saludable erudición que se nota en palabras como arabesque, cadenza, La muerte del cisne, pávlovas, Mallarmé. Gracias, querida María Amelia.

Jorge Luis Estrella

30 de noviembre de 2011, 21:43  
Blogger LIDIA CARRIZO ha dicho...

UN POEMA DONDE LO LITERAL CONVIERTE EN UN SUTIL POEMA QUE EXPRESA SU MUERTE DE PIÉ EN SU DESAFÍO INELUCTABLE, BELLO DESARROLLO POÉTICO
GRACIAS POR COMPARTIR!
LIDIACC.

1 de diciembre de 2011, 2:44  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Antonio Sorbille dijo...
Querida Maria Emilia, sin duda, uno de tus mejores poemas. Un abrazo.

1 de diciembre de 2011, 23:35  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal