11/9/19

Texto de Sonia Quevedo



Fue cruce de dolor y alegría; ángulo agudo;
punzada interior acostumbrada como sombra;
refugio de infortunios, morada de carencias, desamores y ausencias.
Fue desdecir lo antes dicho y desabrazo desatado de improviso.
Lo insensato de una tarde inesperada y deshecha.

© Sonia Quevedo

3 comentarios:

Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Qué fuerte, Sonia!

Besosss

11 de septiembre de 2019, 23:19  
Blogger María Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Mónica, gracias, un abrazo.

14 de septiembre de 2019, 13:18  
Blogger Aldo Luis Novelli ha dicho...

Fuertemente íntimo María Sonia. Mi abrazo amiga.

9 de octubre de 2019, 20:34  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal