3/8/18

Poema de Alicia Salinas


  

Ribereña

Años después de vivir contra el río,
lo que fluye
persevera y purga.
Agua siempre adelante.

En la orilla se remeda todo pasado,
vuelvo al ruedo. En qué cuenco
el silencio de los ceibales.

Desde la isla resplandece
la dentadura vertical de las torres,
antes patios con jazmines.
Dónde está quien espera,
quien no olvida.

Como el río enloda los ramajes,
arrastro siempre una pena.
¿Y si busco lo que no es posible?
¿Han demolido también la casa
de los que me amaron, ya no saben
cómo encontrarme?

Falso Manhattan, la soledad era esto.   


© Alicia Salinas

3 comentarios:

Blogger Clelia Bercovich ha dicho...


Atrapa la atención pero la historia es, indudable que hay una, resulta misteriosa, no me da ninguna pista, probablemente forme parte de un grupo de poemas, de todos modos es armonico, bien construido y bello,

clelia Bercovich

3 de agosto de 2018, 23:42  
Blogger norma ha dicho...

Gran poema! me gustó mucho! Gracias

6 de agosto de 2018, 8:41  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Qué bueno Alicia! Gracias por traerlo!
Y el cierre muy certero.

Cristian Jesús Gentile

8 de agosto de 2018, 15:14  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal