7/4/18

Poema de Anna Pinotti





la incisión en el ojo duró aproximadamente diez segundos,
una cirugía menor permite hinchar la pupila y el globo ocular
hasta sacarlo entero. 

con una descarga eléctrica las terminales en órbita se cauterizan. 

cada imagen capturada por el censor va a fijarse en la retina, un chip
con forma de pila mediana que monitorea en la córnea. 

la búsqueda en ese cuerpo impenetrable
en este objeto de estudio minucioso no es más
que un engranaje suelto. 

las posibilidades a la vista son mínimas,
tránsito liviano a través de la pantalla. 

(este procedimiento puede llevar a la paciente a un estado hipnótico). 

trazando con el bisturí una línea perpendicular profunda a lo largo
del cuerpo sin cortar las articulaciones se observa:
la mitad izquierda responde al estímulo eléctrico
casi por voluntad. 

entre ambas partes la diferencia mayor se generó
por exposición
a altas dosis de oxígeno.


© Anna Pinotti

2 comentarios:

Blogger Nerina Thomas ha dicho...

No hay nada como lo que se experimenta. Lo que se vive.

8 de abril de 2018, 20:56  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

Los experimentos y lo natural.
Muy bueno Un abrazo Graciela Barbero

12 de abril de 2018, 21:14  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal