24/2/18

Poema de Laura Elena Bermúdez Tesolín





Desaparecer aun estando.
Estanco,  el sitio inadecuado.
Inmóvil.  Estúpidamente me pasan los años,
La vida…
Los afectos son como pesadas raíces
que me adhieren a este suelo.
Pero yo vuelo lejos, a lugares donde
he estado, a los cuales no pertenezco,
pero siempre regreso.
Antibes ciudad amurallada su silueta
Se recorta sobre la costa Mediterránea
He respirado de tu aire, y me he sentido embriagada.
Suelto las amarras de este arraigo
en los diseños de Pablo Picasso en Vallauris
donde habitó su genio de líneas y colores.
Y transito por sus callecitas estrechas
llenas de potiches.
Estoy sin estar, porque he volado muy lejos.
Si la indiferencia hunde su puñal y soy ausencia
 esto ya no lastima, ni duele.
Me baño en aguas salinas y milenaria.
Tal vez recuerde no sin nostalgia los acordes
de un viejo bandoneón,
que talló en mi memoria  una  vieja lágrima
que el tiempo secó,
o una chamarrita costera, me devuelva el paisaje
de Juan Arancio.
Permanecer sin estar cerca,  tomando prudencial
Distancias,
para abordar otros lugares,
 y soñarme  ave y canto.


© Laura Elena Bermúdez Tesolín

2 comentarios:

Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Vivencias, nostalgia, recuerdos, la vida que vives.

25 de febrero de 2018, 0:07  
Blogger Silvina Vuckovic ha dicho...

Precioso

25 de febrero de 2018, 12:16  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal