11/8/17

Poema de Inés Legarreta


Mi hermana está aprendiendo a bordar
con punto sombra/  una puntada
casi invisible
(yo escribo)
en los antiguos camisones y enaguas/
en las toallas de mano/
en las batas
(todas prendas de
la intimidad)
inútiles
y fuera del tiempo/
cuando la luz
cae
como una nube morada
respirando
en las manos
pero el hilo
de la historia
crece
en la palabra escondida



© Inés Legarreta

6 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Realidades de otros tiempos: El bordado es motivo femenino, tierno lazo entre dos hermanas.
Michou Pourtalé

11 de agosto de 2017, 22:24  
Blogger Isabel ha dicho...

HE CONOCIDO EL PROCISO DEL PUNTO SOMBRA, TÍMIDO COMO SI FUERA UN AJUAR DE HACE DOS SILOS, HE SENTIDO EL DELICIOSO PERFUNE DE LA ALHUCEMA Y EL AMOR COMO UN LEVE ROCE Y CONSIDERO, QUERIDA INÉS, QUE EL RECCORRIDO POR LOS BORDADOS BORDA EL POEMA MÁS SUTIL. Un gran beso ISABEL LLORCA BOSCO

12 de agosto de 2017, 19:16  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy bello Inés!
Adhiero al comentario de Isabel.

Un abrazo.
Tere. Vaccaro

13 de agosto de 2017, 2:17  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Gracias queridas Michou e Isabel por sus comentarios. Abrazo grande, Inés.

13 de agosto de 2017, 10:50  
Blogger claudia tejeda ha dicho...

el poema es un bastidor delicado que pincha en punto sombra.
gracias!

abrazo

claudia

14 de agosto de 2017, 20:21  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Claro, potente, íntimo y de todos porque crece la historia me gustó leerlo y sentirlo.
Un abrazo
Betty

14 de agosto de 2017, 21:34  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal