25/7/17

Poema de Patricio Emilio Torne


DEL RETRATO DE DORIAN GRAY
A LA BALDA DE LA CÁRCEL DE READING

Tropezar y levantarse,
sacudir el polvo de la botamanga,
mirar alrededor y desear
que sean pocos los ojos que te vieron.
El dolor vendrá después,
seguramente con esa intensidad
que te hará pensar que el ridículo
era más leve que la dolencia.
Hay lugares donde lo indigno de una reverencia
tiene la aceptación que no consigue el tropiezo.
Uno mira los huecos del desorden
y quiere llenarlos de cordura,
de buenas intenciones,
pero se hace imposible.
Deberíamos aprender a caer,
o hacer de las caídas un sistema homeostático
regulado por el placer de lo inestable.


© Patricio Emilio Torne

5 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

hermoso poema del pato
abrazos
Leandro Calle

25 de julio de 2017, 20:47  
Anonymous Anónimo ha dicho...

muy bueno Patricio!!! Gracias por compartirlo!
Mariana Vacs

26 de julio de 2017, 15:30  
Anonymous Anónimo ha dicho...

tanta cordura nos mata. Viva este poema con el placer de lo inestable. Besos!!

28 de julio de 2017, 18:36  
Blogger Lucina ha dicho...

Impecable. Me encantó.

2 de agosto de 2017, 0:34  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy buen poema.

Tana Pasquini-

2 de agosto de 2017, 17:52  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal