17/5/17

Poema de Graciela Perosio


llega un punto en que
por todo lo vivido
conviene olvidar
quién se es
quién se espera que seas
y sobre todo, quién deberías ser
con la cara lavada
de estos maquillajes
y la mirada clara de un niño
como la yema de una rama
de sauce en septiembre
cuando el invierno
se desliza tan sólo
por un pequeño pliegue
hacia el Leteo
porque llega
–aunque no creas-
llega un punto


© Graciela Perosio

6 comentarios:

Blogger Sandra Escobar Ginés ha dicho...

Impresionante. Y claro que llega. Y bendito sea ese momento de claridad. A veces las epifanías pueden surgir desde lo más oscuro.
Gracias por compartir

SEG

20 de mayo de 2017, 17:52  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Sin dudas: llega el punto!

Besossssss

21 de mayo de 2017, 18:31  
Anonymous Andrea FArchetto ha dicho...

Maravilla.

21 de mayo de 2017, 19:05  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Volver a la frescura de las cosas, precioso.
Abrazos
Betty

23 de mayo de 2017, 0:30  
Blogger Ricardo Juan Benítez ha dicho...

Mejor no hablar de ciertas cosas... evitar los balances... remitirse tan solo a ese ansiado punto.

27 de mayo de 2017, 16:29  
Anonymous susana szwarc ha dicho...

Graciela, hermoso poema. Abrazo y gracias

27 de mayo de 2017, 22:44  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal