26/4/17

Poema de Juan Carlos Rodríguez


Cuánta paciencia acumulada

Si me propongo que mis manos lleguen,
que mis blazos claven las anclas
y que tu dulce olor sea un lugar presentido,
abriré la puerta de tu sexo,
que hoy no tiene cerrojos
y nuestras sangres alborotadas
se contemplarán…
Dios nos mirará callado,
tu corazón estará desnudo
y yo escucharé sus heridas
sin hacerle preguntas,
abrazaré tu compañía
y nos dedicaremos entonces
a lamer tanto zarpazo, tanta sangre…
cuánta paciencia acumulada
en tanta espalda, en tanto espasmo suspendido.


© Juan Carlos Rodríguez

2 comentarios:

Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Sensualidad y belleza. Gran poema.

10 de mayo de 2017, 15:50  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

La paciencia es la ciencia de la paz.

2 de junio de 2017, 0:58  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal