16/11/16

Texto de Graciela Perosio




    ¿Cómo escribir también este abandono? Esta herrumbre de dioses desterrados y este altar enmohecido que espera desde siempre.

     Avanza un viento por las oquedades de la fronda, arrastra un derrumbar de fin de mundo, un atronar estridente y después tantas hojarasca gris, tanto polvo dorado y mariposas que viene a morir en la vertiente. Es esta soledad tan dulce, tan genuina, que hace llorar a los pájaros del cielo. Nidos de estorninos cuelgan zarandeados por el aire. Como rayos negros cruzan las ruinas anunciando el relámpago y el rodar del viento entre las piedras.


© Graciela Perosio

1 comentarios:

Blogger sacanueces ha dicho...

delicioso poema, sólo placer leerlo! gracias por compartirlo, francisco

1 de diciembre de 2016, 14:50  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal