12/11/16

Poema de Edna Pozzi




Es tal la desmesura de la promesa de Dios
que no puedo exigir su cumplimiento
Solamente suplicar un día más
para que el hombre que amo pueda llegar hasta mis dedos extendidos
y soplar sobre ellos para quitarles el frío.
                                            

© Edna Pozzi

11 comentarios:

Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Solo digo: EXCELENTE!! Me sentí en el poema.


Abrazo
Elisabet

12 de noviembre de 2016, 13:26  
Blogger Adriana ha dicho...

Muy bello y conmovedor. Un abrazo. Adriana Maggio

12 de noviembre de 2016, 13:53  
Blogger Susana Rozas ha dicho...

Excelente poema, con un lenguaje exquisito. BEsos.

12 de noviembre de 2016, 14:06  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Un preciosura, como siempre.

12 de noviembre de 2016, 14:52  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Enorme sentimiento

12 de noviembre de 2016, 17:32  
Blogger Ana Romano ha dicho...

Excelente poema donde el sentimiento ocupa un lugar trascendente.
Un abrazo Ana Romano

13 de noviembre de 2016, 12:24  
Blogger Nilda Barba ha dicho...


Excelente poema, condensado en las palabras y el ritmo exactos. Te felicito, Edna.

13 de noviembre de 2016, 15:58  
Anonymous Anónimo ha dicho...

que sea, edna, que sean los dedos extendidos desde el otro lado. susana zazzetti.

14 de noviembre de 2016, 13:51  
Anonymous MARIA LUISA MARQUEZ ha dicho...

HERMOSO POEMA QUE SE ENRIQUECE AL LEERLO UN ABRAZO DE MARIA LUISA MARQUEZ

14 de noviembre de 2016, 16:36  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermoso poema. Griselda Rulfo

16 de noviembre de 2016, 16:21  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy bello Edna....
Me llegó al alma,

Un abrazo
Montse Bertrán

17 de noviembre de 2016, 10:52  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal