10/8/16

Poema de Teresa Gerez



Ceguera 

“Siempre en mi vida fueron demasiadas las cosas; 
Demócrito de Abdera se arrancó los ojos para pensar; 
el tiempo ha sido mi Demócrito.” 
J.L.Borges Elogio de la sombra 

Después de todo 
no es tan mala esta ceguera 

Me enseñó a reconocer 
las cosas por sus bordes 

A elegir el color de las medias 
por la trama del bordado 

A escuchar el ruido del agua 
en medio del desierto 

Después de todo 
para qué ver más 

si ya vi el Sol 
 cuando apretaste  
    fuerte   fuerte  
       mi mano 


© teremimigerez

4 comentarios:

Blogger Rosa Lía ha dicho...

El contacto de una mano y sentir el universo. Abrazos
Rosa Lía

13 de agosto de 2016, 15:43  
Blogger Maju ha dicho...

Tere:qué buen poema que pone el énfasis en todo aquello que nos perdemos por no reparar en otro sentidos que nos dejarían ver tantas otras cosas: las tramas, los bordes, los ribetes, los olores. Reflexivo y contundente.
Abrazo
Maju

13 de agosto de 2016, 16:15  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Si, es hermoso, cerrar los ojos para ver sintiendo. Enorme poema

13 de agosto de 2016, 19:12  
Blogger Isabel ha dicho...

Enjambre de sentidos nuevos que despiertan desde que el yo es atrapado por "el amor ciego"- el poema
describe bien la situación de estar enamorado.e ironiza sus pueriles ventajas. Un beso. Isabel Llorca Bosco






















































































































































































































































































































































































































































































"el amor ciego"

19 de agosto de 2016, 18:55  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal