24/4/16

Poema de Marta Zabaleta

  

ACERCA DEL FETICHISMO DE LA PLUMA, EL DESEO  Y  LA PALOMA RAUDA

Para el Ángel que nació con dos caras
contenciosamente, empedernidamente,
 varón. Hombre nuevo, que aun cabalga a Rocinante.

Por que las personas hacen cosas que no saben por qué las hacen,
Carlos Marx.

Abriendo las alas
emprendía un zigzagueante retorno hacia sí misma.
La noche estaba helada. Temblaban los fantasmas. En la espesura
los árboles desnudaba.
Dormía la noche
su ultimo eclipse de luna.
Se arrepentía.

La fatiga le arrinconaba entera

                       Contra la piedra
                       pálida
                       sin fetiches
                       volaba
                       hacia 
un horizonte lejos
una palabra herida
un cansancio menor
una payada
un clítoris mojado.

Si se trizara en mil estrellas
esta noche
de lunas olvidadas
de pretendidas ansias
derramadas
como adiós al estío
           con una nota
           cálida
           perfumada
          callada
          en donde el mapa
          se retuerce
          y la algarabía
          con añoranza
         danza, acá

adonde los murciélagos y las ratas se aman
los zorros pasean contoneando el hocico
como patos entrenados para el fuego
los faisanes corren raudos y suspiro
escuchando la nota cantarina
de un bandoneón que alegre
ronronea esa espera.

Adonde la  belleza y la verdad en hojas
multiplicándose en pliegues de milonga
van suavizando con amor la vacuidad de la lisonja.
Se lee en su cuerpo demudado.
Vuelo nupcial de la distancia.
Radiante,
sin fragmentos
de gozo
            rota.


© Marta Zabaleta
Foto de Yanina Hinrichsen
Enviada por la autora del poema

7 comentarios:

Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

muchas grcias, Gustavo, por publicar mi poema. Abarzos, Marta

25 de abril de 2016, 1:55  
Anonymous Anónimo ha dicho...

bella y sugerente la foto, y esta palabra herida surca todo el horizonte, se viene aquí, marta, en una mañana de lluvia implacable y nos obliga al pensamiento. abracito de un continente a otro, de una hermana a otra. susana zazzetti

25 de abril de 2016, 11:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bello poema. PAOLANTONIO

27 de abril de 2016, 14:11  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Son etapas de distintos y distantes amores. Un abrazoo y gracias por pasar por aqui, Maestra. Marta

30 de abril de 2016, 15:26  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Me alegro de que haya captado su sentido, Paolantonio, de brumas recordadas deaquel tiempo desnudado. Abrazos.

30 de abril de 2016, 15:28  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un bello poema, sus imagenes impactan, un abrazo


Silvia Loustau

30 de abril de 2016, 17:12  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Muchas gracias, Silvia. Un abrazos.
marta

1 de mayo de 2016, 19:38  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal