5/4/16

Poema de Inés Legarreta




Joseph Mallord William tenía un hermoso nombre.
Seguramente lo llevaba con
la dignidad de lo poético
sin pensar demasiado en ello/
sólo vivir
¿Cómo le dirían en la intimidad?
No aparece un diminutivo en mi cabeza/
tampoco en la de la tía que lo crió
en la provincia.
Pobre madre desquiciada no pudo ver
la luz del hijo
ni la fama
ni el desolado encierro
final

¿Se habrán buscado en el cielo
(la madre y el hijo)?
Tantas veces los ojos miran hacia allá :
nubes/ neblina/ rocío/
oscuridad/ peligro en ciernes/ tormenta/
transparencia de lo diáfano.
Nunca sabremos si el arte es un don o una condena.


© Inés Legarreta

7 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Texto muy fuerte, cuestionador. Felicitaciones.

Claudio Simiz

5 de abril de 2016, 14:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me encantó "nunca sabremos si el arte........" Un abrazo, Dolores Pombo

6 de abril de 2016, 5:13  
Blogger Griselda G ha dicho...

Ayyyy... Qué HERMOSO Inés!!! Bello bello... Abrazote enorme y Bendiciones!! Griselda Ramello.

6 de abril de 2016, 13:10  
Anonymous Anónimo ha dicho...



Bello poema. De la tristeza y la condena. De la vida. De los cielos y los infiernos perpetuos.

Un abrazo.

Alicia Márquez

7 de abril de 2016, 10:13  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Emotivo y profundo.
¿Se encontrarán, nos encontraremos? y en la esencia un bello poema.
Un abrazo
Betty

9 de abril de 2016, 14:46  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Gracias por los comentarios, amigos. Abrazo, Inés

17 de abril de 2016, 9:41  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un bello poema que delata lo absurda y dolorosa que es a veces la vida para los excepcionalmente dotados.
Un abrazo
Juany Rojas

22 de abril de 2016, 21:49  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal