5/2/16

Poema de Mary Acosta


ACROBACIA SALMICA

Atardece en mi,
ante el desnudo audaz de los espejos.
Desgrano la penumbra hambrienta
vistiendo un traje de epílogo,
sobre la fina piel gastada,
que expulsada en siete gritos
desarma cóncavos domingos de abril.
Detrás del músculo agotado,
la acróbata libélula
confabula el vuelo,
en mitad del geodésico instante,
inventando el hálito de Dios resucitado.


© MARY ACOSTA

7 comentarios:

Blogger Rumen Limay ha dicho...

Bello y sugerente querida Mary, un hermoso poema. Un abrazo grande. Antonio Pourrere

13 de febrero de 2016, 14:58  
Blogger Ana Romano ha dicho...

Muy buen poema, con imágenes interesantes.
Un cariño Ana Romano

14 de febrero de 2016, 12:45  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

qué bello poema para sugerir el atardecer de la vida'
Un abrazo
Graciela Barbero

16 de febrero de 2016, 19:18  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

"vistiendo un traje de epílogo..."

Qué bello, Mary!

Besossssssssss

21 de febrero de 2016, 14:08  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias a todos por sus caricias escritas y un abrazo eterno a Gus, que a todos nos une en verbo por amor a la palabra. Mary Acosta

21 de febrero de 2016, 17:39  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bello poema, querida Mary. Felicitaciones.

Olga Ferrari

23 de febrero de 2016, 18:34  
Blogger Patricia Corrales ha dicho...

"sobre la fina piel que me expulsa en siete gritos..."
perdon lo tome prestado me encanto la ferza
bella Mary
Patricia Corrales

1 de marzo de 2016, 22:44  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal