10/2/16

Poema de Adriana Maggio


Vadim Gluzman

Toma la música
se hace arco
y la adelgaza
hasta volverla
aguja
de
aire
hilo
de
luz
camino
de
astros
que
llueven.
Voz aguda
que burila el hielo
del alma
y lo hace glaciar esculpido
obra de arte que se quiebra
y se derrite
en la desgarrada inquietud del agua.
Toma la música
la enamora
se cincela
en la armonía
se afina
hasta volverse nota de cristal
destello
sombra
del fantasma del aire.

© Adriana Maggio

13 comentarios:

Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

Música que estremece el alma cuando se tocan estos versos. Gracias por este poema, Adriana.

11 de febrero de 2016, 6:09  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Cada verso echa vuelo como la música, me encantó
Un abrazo
Betty

11 de febrero de 2016, 14:23  
Anonymous Anónimo ha dicho...

se van, se van las palabras por el aire ylas recoge el oído. tanta belleza. susana zazzetti.

12 de febrero de 2016, 11:20  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Muy bueno tu poema, inspira. Abarzos

13 de febrero de 2016, 15:01  
Anonymous Anónimo ha dicho...



Bellísimo y cristalino poema. Me hizo bien leerlo.

Un abrazo.

Alicia Márquez

16 de febrero de 2016, 9:59  
Blogger Rumen Limay ha dicho...

Palabras de cristal que ilumina la música de tu poesía. Muy bella. Antonio Pourrere

21 de febrero de 2016, 1:44  
Anonymous Anny Guerrini ha dicho...

Poesía sin retórica, plena de belleza y música interior

21 de febrero de 2016, 10:59  
Blogger Griselda Rulfo ha dicho...

Bravo por este poema. Te envuelve en una partitura.

22 de febrero de 2016, 19:35  
Blogger Liliana ha dicho...



Hermoso, las palabras como la música buscan su cadencia, emocionar, traspasar. Un abrazo

Lily Chavez

23 de febrero de 2016, 9:40  
Anonymous Pauli ha dicho...

De un gran lirismo tu poema, bello, me hizo sentir esa música que no conozco.

23 de febrero de 2016, 12:24  
Blogger WALTER MONDRAGÓN ha dicho...


esas palabras en mi oído como campanas de cristal resuenan. son muy vibrantes sus imagenes
gracias

28 de febrero de 2016, 13:32  
Blogger irene marks ha dicho...

Querida Adriana: tu poema sutilmente expresa la líquida transformación que las notas musicales obran en nuestras almas. Lo expresás no solo desde lo auditivo sino desde lo visual. Hermosísimo. Cariños Irene Marks

3 de marzo de 2016, 11:13  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Sorbille dijo...
Querida Adriana: maravilloso poema! Un abrazo

3 de marzo de 2016, 12:55  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal