11/9/15

Poema de Lidia Cristina Carrizo


A Blanca Chancoso... 

El mar de mi tierra te ha escuchado,
temerarias injusticias, desesperanzas,
encrespando y agitando respiraciones.
En la historia de las opresiones...
atropella la fuerza del hambre en los niños. 

¿La sabia en la tierra... confunden acaso,
sus pálidos pechos, sin su tibia leche? 

Reclaman las voces a grandes señores,

Por su tierra madre donde han nacido.
por el agua, el pan de maíz, su oro,
hay! PACHAMAMA ... TE RECLAMAN
los llantos de niños, abuelos y madres. 

Pero nadie escucha...
es que Dios da los frutos para que repartan 

Sus voces desgarran, traslucen reclamos!.. 

La voz de Blanca Chancoso encrespó al mar!
Que los seca la sed, el hambre!..
Hombres de la tierra no seamos ciegos!...
Nadie DEL PODER  escucha.
RECUERDEN:

"Nunca Hombre alguno que viviò

en la tierra ... pudo algo llevarse!.



© LIDIA CRISTINA CARRIZO

5 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

David Sorbille dijo...
Un gran poema, Lidia! Un abrazo

16 de septiembre de 2015, 23:53  
Blogger Alicia Susana Gómez ha dicho...

Tu pluma experta y sensible, Poeta siempre deja aprendizaje.

22 de septiembre de 2015, 1:10  
Blogger ©Claudia Isabel ha dicho...

Lidia, es cierto el mensaje de tu poema, nadie se lleva nada, por eso es tan importante lo que dejamos en los demás
Me encantó leerte

26 de septiembre de 2015, 16:15  
Blogger Ignacio Giancaspro ha dicho...

Un poema de dolor profundo que pinta la descarnada realidad de nuestros hermanos perdidos en
tierras olvidadas, un poema de hambre y sed que debe sacudirnos a todos.
Lidia, que generosa es la Poesía con vos.
Te saludo
Ignacio

26 de septiembre de 2015, 18:10  
Blogger Raquel Graciela Fernández ha dicho...

Un poema bien logrado, con un mensaje profundo. Me gustó mucho.

28 de septiembre de 2015, 13:14  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal