21/7/15

Poema de Olga Liliana Reinoso


ANOCHECER

Como sueños fetales
en los cuencos sin ojos.

En la voz desgarrada
de la lluvia desnuda
y en la danza hierática
para ahorcar las centellas.

Después de arañar soles
 y de parir los días
en la noche puntual del universo.

Después de tanta infamia,
de urgencias irredentas,
de vergüenzas impagas.

Degustadores ciegos
amputan sus sabores,
 sus relámpagos tristes,
su cruel melancolía de huérfanos azules.

Ha llegado el crepúsculo
Y es un cuadro de Leonid Afremov.



© Olga Liliana Reinoso
Pintura: Leonid Afremov

3 comentarios:

Anonymous MILAGROS RODRÍGUEZ ha dicho...

¿QUÉ QUEDA ENTRE LAS UÑAS OLGA, DESPUÉS DE ARAÑER EL SOL? HERMOSO TU POEMA

24 de julio de 2015, 11:36  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermosa fusión entre la pintura y la palabra, Olga.
Aplausos, bises y besos
María Rosa León

24 de julio de 2015, 16:34  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Mirarse al espejo fue quizás, la poeta así lo quiso.
Muy bueno Olga!!
Un cariño grande grande!!

26 de julio de 2015, 12:25  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal