18/7/18

Poema de María Laura Coppié





Pascua de resurrección

Domingo y yo
en estado de alerta poético
exacerbado por los pies en carne viva
y la mirada salada.
Misa de once:
el Padre Facundo, arreglándose bien
con los enormes zapatos que tuvo que llenar,
sonaba a poesía.
Hablaba de resurrección, claro.
Para celebrar dignamente estos sagrados misterios
reconozcamos nuestros pecados, pedia.
Obediente, cabeza baja,
me hacía cargo.
Hasta del inmenso silencio.
El mensaje tenía clara destinataria:
todo puede revivir
-incluso lo que creemos más muerto-
si es que en vida fue amor.
Amor del bueno, decía,
con su frente lustrosa y sus ojos inexpertos.
No cierren del todo la puerta,
al amor se le deja una hendija,
hendija de esperanza latiendo.
Y qué certeza me iba armando
entre sus pausas y mis comas.
Clarísimo, tan mío, tan puro.
Siguió imponiendo sus manos
y en su canto decía que nosotros mismos
fuéramos milagreros, capaces de toda magia.
Incienso y agua bendita.
No nos dejes caer en la tentación,
rezamos todos, cada uno pensando en su debilidad de mañana.
Yo no soy digno de que entres en mi casa,
pero una palabra tuya bastará para sanarme.
Lo dije de memoria y no supe a quién.
Si a este dios mendicante
o a mi él y a su espalda que frena aludes.

Podéis ir en paz, sugería el Padre Facundo,
mirándome sin ver y sin decir adónde.


© María Laura Coppié

9 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

íntegro, lo que nos pasa a menudo. me encantó. susana zazzetti

18 de julio de 2018, 19:23  
Blogger Adela ha dicho...

Me dejaste muy reflexiva...

18 de julio de 2018, 21:13  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Espalda que frena aludes...

20 de julio de 2018, 16:49  
Blogger Adrian Terracciano ha dicho...

Muy bueno!

21 de julio de 2018, 15:28  
Blogger Romina R Silva ha dicho...

Me identifico... bien logrado!
Abrazo!

22 de julio de 2018, 0:52  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Querríamos saber dónde, sí, querima Malala!!

Besosss

22 de julio de 2018, 1:04  
Blogger Ricardo Juan Benítez ha dicho...

Mías son tus dudas, para nada soy el camino, menos puedo sugerir dónde ir. Te digo, hermoso poema.

22 de julio de 2018, 13:22  
Blogger Fabiana del Valle León ha dicho...

Muy bueno!

25 de julio de 2018, 4:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Poemazo!!!! Gracias Malala. Andrea.

30 de julio de 2018, 23:21  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal