22/2/18

Poema de Bibi Albert





PALOS Y CASCOTES

“… acaso cuando más lo necesite, este hombre se irá y yo ya no sentiré
esos suaves paraguazos que me hacían dormir tan profundamente.”
Fernando Sorrentino

Los poemas se componen
de diferentes cosas.
Éste es un poema construido
con palos y cascotes.
Es un poema altísimo pero no por su vuelo
sino por estos palos y cascotes
que lo elevan
como una montaña
que no me deja ver del otro lado
(sería lo de menos:
no sé si hay otro lado).

Cuando empezaron
en mi vida
los palos y cascotes
los embolsaba, los tiraba en los volquetes,
los quemaba, los pateaba,
esperaba que viniera el basurero
y los sacara de mi vista.
Pero fue tanta la insistencia
y tan sisifotélico mi empeño
que me puse a preguntarme
a qué mensaje
cerraba ojos y pasos.

Así fue como me hice acopiadora.
Me obsesioné a tal punto
que, si asomaba y había sol,
me decía: algo anda mal.
Me acostumbré a los palos y cascotes
como el hombre de aquel cuento
que ya no toleraba vivir sin paraguazos.

Los palos y cascotes
me impiden caminar.
Soy mujer apaleada, cascoteada
sin denuncia posible:
cómo mostrar los magullones en el alma,
la hemorragia incolora.

Lo peor es que el mensaje no aparece
o no lo entiendo
o me lo tapan los palos y cascotes
que no dejan de golpearme.
Por qué a mí, me pregunto,
y por qué no, respondo,
pero cuál fue el error,
la ignominia infinita.

Separo palos por color,
cascotes por tamaño,
me invento una ciudad
de chozas y menhires
donde por fin arraigue
pero como no paran
los palos y cascotes de atacarme,
lloverme, despeñarme de mí,
todo desaparece,
no hay historia que emerja.

Sólo el poema
me deja respirar
con su balcón de luz
que ni Dios obstruiría.
Por eso lo construyo
con palos y cascotes:
lo único que tengo,
lo único
que hay.


© Bibi Albert

9 comentarios:

Blogger mariel monente ha dicho...

Bibi tu poema bello y doloroso gracias a pa poesía escribirnos nos hace vivible el camino. ♥️

24 de febrero de 2018, 12:02  
Anonymous Anónimo ha dicho...

bello poema! y ahora que catalogaste los palos y los cascotes, empezá a repartirlos. En poemas, abrazo!
Carlos Morteo

24 de febrero de 2018, 17:36  
Anonymous Anónimo ha dicho...

hola acopiadora de la vida...hermoso!!!
Con todo cariño
Graciela Licciardi

24 de febrero de 2018, 19:21  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Impecable siempre Bibi!!

25 de febrero de 2018, 0:16  
Blogger Silvina Vuckovic ha dicho...

Grandioso como poema, nos deja pensando en las salidas. Que las haya, que las haya...

25 de febrero de 2018, 12:22  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Como siempre, Bibi tus textos llevan esa música y palabras que quedan resonando. Con palos y cascotes, tu poética bella e impecable. Bravo!
Aly Corrado Mélin

26 de febrero de 2018, 6:48  
Anonymous Pauli ha dicho...

Contundente como esos palos y cascotes tu poema. Triste y bello.
De una que conoce bien "los magullones del alma"...

28 de febrero de 2018, 11:38  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy creativo.Me encantó.
Saludos
Anahi Duzevich Bezoz

2 de marzo de 2018, 0:33  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Dolorosamente bello, Bibi!

Besosss

2 de marzo de 2018, 12:28  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal