15/3/17

Poema de Oscar Vicente Conde




MANOS

Cuanto necesité
de algunas manos cerca del abismo

sólo hubo gritos

mas fuertes que los míos

y nunca pude saber
por qué los gritos no se fugaban

ni los míos
ni los de los otros

luego
cuando todo fue un silencio estridente

las manos ya no eran innecesarias



© Oscar Vicente Conde 

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...



Tremendo y bello poema, Oscar.

Un abrazo grande.

Alicia Márquez

18 de marzo de 2017, 13:38  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un poema profundo, contundente y bello..las manos que ya no eran innecesarias...
Graciela Licciardi

18 de marzo de 2017, 14:12  
Blogger Adriana ha dicho...

Muy profundo poema sobre la soledad esencial del ser humano. Un abrazo. Adriana Maggio (Dirbi)

19 de marzo de 2017, 10:19  
Blogger oscar Vicente Conde ha dicho...

Gracias por sus comentarios. Alicia Márquez, Graciela Licciardi, Dirbi Maggio

20 de marzo de 2017, 11:37  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal