20/7/16

Poema de María Laura Coppié


Los días contados 

Agendo grandes fechas
en grandes invisibles almanaques:
te veo hoy, mañana y pasado
y son tres días de fiesta.
Un miércoles que no sabe de desasosiegos,
café boutique y besos en la escalera.
Jueves que borra la sombra del mundo,
manos milagro y galletitas.
En la escalera termina el viernes
y su kamasutra de palabras.
Vos y yo y las escaleras
nivelando siempre este parejo amor.

Disimulamos que hace un año
de la bienvenida en la mesa y el espejo
anunciando este mismo mes
que no debería llamarse mayo.
Se merece un nombre inmaculado
-de primera mano,
que nadie haya pronunciado jamás-
para apropiárnoslo nosotros los sin rótulo.

Nos celebramos como si nada,
susurrando, mirando para otro lado.
Te despido en el puente,
y desde ahí, más cerca del cielo
agradezco y pido.
A mis pies se cruzan los trenes imitándonos
y una enorme mancha dorada
interrumpida por el liquidámbar ardiendo
inaugura otoños.

Corro a preparar mejunjes y arechuques varios,
entibio bálsamos y guardo en mi cartera
todo tipo de talismanes por las dudas,
me aseguro del dije rojo siempre en mi muñeca
contra envidias y tantas otras miserias.
Que ningún miedo amenace
nuestra historia no bautizada.
Que no se interrumpa el arrullo
de tu voz urdimbre en mi pelo.

Que nadie se rinda esta vez
y no taladren el atardecer los perros
aunque insistan en mostrarnos

sus colmillos chorreando miel.


© María Laura Coppié

5 comentarios:

Blogger Unknown ha dicho...

Bellísimo! que sea el amor!. Preciosas imágenes! Abrazote

21 de julio de 2016, 10:43  
Blogger creactivo ha dicho...

Ya conocia este hermoso texto Bella Malala. Sin embargo me sorprende cada vez de manera difernete. No es lo mismo leerlo con mi voz susurrando en la pc que escucharlo brotar de vos. Gracias


Diego Bennett

23 de julio de 2016, 23:25  
Blogger Pato Berho ha dicho...

el amor sin título, nombres sin estructuras, armonizando las buenas vibras; lindo.
.

23 de julio de 2016, 23:58  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bello bello bello
floralevi

24 de julio de 2016, 16:57  
Blogger Anama ha dicho...

Bello poema, Malala. Me sugiere una emoción etérea y contundente a la vez.
Abrazo.

31 de julio de 2016, 10:26  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal