15/3/16

Poema de Gastón Sequeira


Mi pueblo

anido en los trigales
en las espigas ígneas
que sucumbirán por las semillas

soy de donde el viento
arrulla los cerros
dormidos por el calor sofocante
del Dios de oro

de los campos helados
por las barbas del invierno

abejas y pájaros
polinizan la primavera
los subditos del sol

soy del arroyo Pillahuincó
de la liebre y la perdíz
de la oveja inmutable

tengo olor a tilo
en los poros

en la piel
erizada por la historia
y Salamone

mientras aquí
lejano a la delicia

mi mente desgrana los instantes
que me han hecho feliz



© Gastón Sequeira

5 comentarios:

Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

Bello poema, que nos perfuma en su misterio y nos abraza en su belleza.

16 de marzo de 2016, 6:13  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermoso poema nacido de un corazón amigo de la naturaleza,, de su entorno amado ...y que ahora dice"mi mente desgrana los instantes que me han hecho feliz".
Amalia M. Abaria

19 de marzo de 2016, 15:43  
Blogger Marina Centeno ha dicho...

Hermoso paisaje poético!
Gracias.
Marina Centeno

19 de marzo de 2016, 17:09  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Al paisaje lo viste el alma, en este poema está el alma del yo poético, sus sabores, sus olores, y hasta sus pasos que no se cansan sino que desgustan con fruición (último verso) la felicidad . Me encantó Gastón.
Vilma Sastre

25 de marzo de 2016, 21:29  
Blogger laugira ha dicho...

Bello poema, como tú lugar! Gracias Gaston !!

26 de marzo de 2016, 18:33  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal