27/2/16

Poema de Gastón Sequeira


Iridiscencia
es tu brillo

son sus dedos

que acarician mis ojos

el agua de tus labios
tu sonrisa espejada

los mensajes suaves
a mi corazón

¿ qué luz ha de ser más fugaz
y permanente
que la de tus brazos?

ellos me albergan
cuando retorno a la inocencia
cuando me vuelvo frágil
vulnerable

¿qué luz?
tan nocturna
tan elocuente ante mi pena

¿qué luz?
tan infinita
eterna y cálida

¿qué dirá la luciérnaga?



© Gastón Sequeira

6 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

un poema de gran lirismo que nace desde adentro ¿ de qué luz?. una felicidad leerlo. susana zazzetti.

27 de febrero de 2016, 20:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

u
Una poesía "eterna y cálida",me gustó mucho.
Saludos
Anahí Duzevich Bezoz

28 de febrero de 2016, 19:43  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Excelente poema, querido Gastón. Felicitaciones.

Olga Ferrari.

1 de marzo de 2016, 18:27  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Siempre se hace lindo leerte, Gastón. Me gusta la serenidad que acompaña a este poema!
Cariños.
Aly Corrado Mélin

3 de marzo de 2016, 6:56  
Blogger WALTER MONDRAGÓN ha dicho...


Me convence esa fugacidad de la dicha, expresada así tan finAMENTE,FINamante, bien bien poeta muy grato

23 de marzo de 2016, 20:43  
Anonymous Anónimo ha dicho...

bello poema Gastón!! Un beso.

30 de mayo de 2016, 15:16  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal