27/2/16

Poema de Alejandro Drewes


¿de qué tiempo habla el poema
pues, de qué sol, de qué viaje?

Hay el camino que siempre
comienza, una curva cerrada,
un cierto resto de vida
qué empuja bajo  los brotes
tercamente:  y esos puertos
que la Historia ha sepultado
en el arco de la sombra
que subtiende desde Quíos
a las montañas de Garmo

los maderos de una casa
y con el breve temblor
bajo las constelaciones
el canto del ruiseñor
a la reina de la noche

Y digo entonces qué tiempo
qué oscura es la luz que habita
el poema y que trágico
nombre el que huye detrás


© Alejandro Drewes

9 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

"de qué sol.." "de qué viaje""
bello poema..

norma starke

28 de febrero de 2016, 0:41  
Blogger Roxana Palacios ha dicho...

Placer de leerte, Ale!

28 de febrero de 2016, 9:51  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias por tu poesía , Ale, un abrazo,


Silvia Loustau

28 de febrero de 2016, 13:25  
Anonymous Anónimo ha dicho...

El tiempo en su infinitud. Muy buena poesía.
Saludos
Anahí Duzevich Bezoz

28 de febrero de 2016, 19:40  
Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

Un privilegio para los que amamos la poesía. Gracias Alejandro.

1 de marzo de 2016, 5:40  
Anonymous Pauli ha dicho...

Maravilloso poema, lleno de nostalgia.

1 de marzo de 2016, 12:39  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Los maderos de una casa
y con el breve temblor
bajo las constelaciones.

Una imagen que subyuga. Un decir melancólico
profundo y cálido. Gracias Poeta por compartirlo. Vic

1 de marzo de 2016, 14:20  
Blogger AMALIA M. ha dicho...

Qué camino solitario este el de la Poesía. Gracias Ale! Abrazo

2 de marzo de 2016, 18:37  
Anonymous Anónimo ha dicho...

TAl vez no sea tan importante llegar a encontrar el dilema que plantea el poema. Esa encrucijada. Lo transformador es leerlo. Gracias, Alejandro! Isabel Krisch

4 de marzo de 2016, 0:23  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal