25/12/15

Poema de Alejandro Drewes



Números rojos

Danza de la muerte
otra vez silenciada

con mordazas invisibles
por todas las pantallas
que reflejan aceptables
niveles de crueldad
(hoy más que nunca el recuerdo
de tus palabras, Adrienne):

our own country, moving closer to its own truth and dread

La sombra de los F-16
se proyecta otra vez
sobre Tiro y Sidón
uniformadas bestias
que avanzan y vuelan
y escriben su propio
Viva la Muerte
bajo la sempiterna
cortina de bombas

sólo el dolor
aquí dentro
desgarra
destroza
desgarra

Un charco de sangre
y este mismo velo
de lágrimas
del todo rotos los huesos
que alguna vez fueron
parte de un niño y el rostro
que ya nunca veremos
detrás de una burka
los escombros
de otra mezquita
que no acaban aún
su derrumbe
Hoy entre campañas y marchas
bastonazos y gases
y coffee-breaks de la ONU
alumbra un sol indecente
sobre Bruselas, New York


El zapping de la Historia
se sucede ante nos
la sombra ominosa y la cifra
de los muertos crece
entre Gaza
y Bergen-Belsen



© Alejandro Drewes

2 comentarios:

Blogger Ricardo Juan Benítez ha dicho...

Alejandro, dolorosa reflexión en forma de poema. Tu voz valiente, en algunos casos, supondrá una toma de posición política. Ciertamente, la mención al martirio de estos pueblos sojuzgados no niega la muerte y el dolor que causan las represalias de los grupos radicales en los territorios de sus verdugos. Acompaño tu vos y tu denuncia.

25 de diciembre de 2015, 12:15  
Anonymous Anónimo ha dicho...

adhiero a tu dolor tan humano. " uniformadas bestias"- decís- y cabe el término perfecto a tu reflexión y al contenido de tu poema. un abrazo enorme. susana zazzetti.

26 de diciembre de 2015, 19:24  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal