3/9/15

Poema de Alejandro Drewes


NOTTE (VI) 

I udlandet / En tierra extranjera


Algo queda en nosotros como la dura
madera de los barcos que en su día

nos dejaran aquí: cuadernas y velas
y algún lejano graznar de gaviotas

la niebla que de pronto empaña los ojos
en ciertas tardes de invierno. La patria

deriva al norte del tiempo memorable:
y todo se vuelve alcohol y melancolía

sólo en el canto a veces y en la lengua
más antigua de los padres, regresamos



© Alejandro Drewes

12 comentarios:

Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

Es un placer y un privilegio leer tus versos Alejandro.

4 de septiembre de 2015, 4:53  
Blogger LIDIA CARRIZO ha dicho...

Qué elocuencia!.. pareciese que nada pueden decirnos restos de una barcaza... y significan tanto!... qué decir del destierro, de las injusticias, del certero sablazo con el que han atropellado a la humanidad!. ALE SIEMPRE TE ADMIRO!..LIDIACC.

5 de septiembre de 2015, 15:10  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bello panorama del alma extranjera que es el mapa de nuestros genes. A todos los que venimos de otros mundos, que pertenecemos a tantos pasados, llevamos siempre los ojos empañados en las tardes de invierno, cuando la melancolía nos invade... Me encantó este poema, Alejandro. Mi cariño. Isabel Krisch

6 de septiembre de 2015, 19:39  
Blogger Ignacio Giancaspro ha dicho...

Cuanta Nostalgia ancestral nos deja a los venidos de otros mundos,en el aroma de los recuerdos
al encontrar pequeños objetos, canciones, dichos, imágenes rescatadas o inventadas, y todos los dias volvemos, un pie acá el otro allá, es como inventar una nueva mitologia.
Bellísimo y certero poema Alejandro, me emocionó profundamente
Ignacio

7 de septiembre de 2015, 17:35  
Blogger WALTER MONDRAGÓN ha dicho...


este poema evidencia la virtud del poeta y la fuerza de la lengua esa cosa viva que perdura y se alimenta y se retroalimenta con poemas como este..
bien

7 de septiembre de 2015, 21:40  
Blogger Raquel Jaduszliwer ha dicho...

Dulce añoranza, anhelo de un regreso imposible.
Muy bello. Gracias!!

12 de septiembre de 2015, 0:23  
Blogger Ana Romano ha dicho...

La nostalgia en un poema con fuertes marcas.
Un abrazo Ana Romano.

13 de septiembre de 2015, 17:20  
Anonymous Anónimo ha dicho...


Hermoso y melancólico poema. Me gustó mucho y me llegó al corazón; soy descendiente de inmigrantes italianos y amo la tierra de mis antepasados.

Gloria Oscares

13 de septiembre de 2015, 20:40  
Anonymous Pauli ha dicho...

Hermoso y conmovedor, sobre todo para los que venimos de esos barcos.

16 de septiembre de 2015, 11:23  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Ale, qué decir, sabes como admiro tu poesía, un abrazo


Silvia Loustau

16 de septiembre de 2015, 17:43  
Blogger Raquel Graciela Fernández ha dicho...

Nostálgico y bello!

28 de septiembre de 2015, 12:13  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Alejandro
Un poema en el que desnudás sobriamente tu alma, dejás entrever la génesis común a todos, esa inquietud de ese mar que nos trajo antes de nuestro tiempo y nuestros días.
Es un poema emocionante, querido Alejandro.
Susana Giraudo

10 de octubre de 2015, 14:25  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal