31/12/11

Fallecimiento de Ángel Rizzano


El pasado 27 de diciembre se fue a surcar el universo el querido Ángel, gran ser humano, gran compañero y poeta, un saludo desde aquí a Eugenia y toda su familia.




MAÑANA

Mañana mientras cae en silencio
el resplandor de la tarde.
En algún banco de la Plaza Irlanda,
donde aprendí a correr,
en sus artificiales pedregales.
Se que habrá Alguien
con un libro de poesías,
de Alguien que creyó en Nosotros.

Mañana cuando el suave reflejo
de la tarde derrame en el agua clara,
del Nahuel Huapi, donde encontré
toda la belleza de la tierra.
Se que habrá Alguien en la playa
con un libro de poesías,
de Alguien que creyó en Nosotros.
Y estaré feliz donde me encuentre.


VERANO

Descalza sobre la arena,
Debajo de los árboles caminas.
Un sombrero de paja te cubre de misterio.
Un suave vestido blanco
flota cuando se agita,
el aire de la playa acodado en los muelles.
Las sombras danzan también
al compás de tus pasos.
Un gato mueve su pereza
Y te sigue igual que yo,
desde el remanso de esta tarde
de mórbidas tibiezas de verano.



Recibí mi nombre: Ángel Maria Rizzano el 3 de Julio de 1937.
A las doce del medio día comencé a pedir auxilio en la Sala de Maternidad
del Hospital Piñero, Barrio de Flores, frente a la Partera y sus Hadas
Madrinas que se disponían a irse a almorzar, y recibí así el primer gesto
de la Vida, en sus manos y sus voces. Quizás este hecho determinó como
agradecimiento: Ser Amigo y Creyente de las Personas y la Vida, así como
enemigo de los enemigos de los sueños, militantes de la muerte y la
nada.
Soy Nieto de Maria Pose, Gallega, Soltera y mi primera Novia".La PIPA"
1893.
Hijo de Maria Elena Pose Madre de tiempo completo, apasionada por la
Libertad, y de Ángel Maria Rizzano, Carpintero, Poeta del Arrabal, Trabajador Social y Libertario.1915 y 1907
Amante de toda la Vida de mi Compañera: Eugenia Langleb. AmaLetras.
Padre de Pablo 1963 Electro Mecánico, enamorado de tuercas y bulones.
y de Daniel 1967 Arquitecto enamorado del Arte y los Ladrillos.
Abuelo del Corazón de Braian, 1994, Abuelo de Leonardo 1995, de Bianca
1997, de Camila 1995; todos estudiantes.
Padre espiritual de la hija que no tuvimos Crystina. Madre de mis Nietos.
En paralelo con el Colegio Público, comencé a trabajar sin obligación, de
Repartidor de Hielo a los 9 años, entre los 10 y los 12 de Cadete de Farmacia. En adelante abrace la Poesía de los Fierros, buscando quizás inconcientemente en su dureza y tenacidad, resistir a la muerte. Secundario Industrial, Mecánico de Motos, Tornero, Matricero, Dibujante Proyectista, Diseñador Industrial.
NUEVE años de Jubilado, Libre como un Pájaro hacen de esta la etapa mas feliz de mi vida.
Renegué de las letras que me habían acompañado toda la vida, frente a la larga noche de la muerte, que nos toco vivir como argentinos y de todas las muertes inútiles y crueles como ciudadanos del mundo. A dos Mujeres les debo haber regresado a ese amor por las Letras, a Eugenia que nunca dejó de quererlas y a la fuerza , su Oficio y las ganas de Liliana Leiva, llevando adelante el Taller que nos agrupó; y a un Hombre, el Medico a todas horas de nuestros hijos, nuestros nietos y de los Pibes de nuestro Barrio: Carlos Alberto Giangrante. El me invitó gentilmente a ese Taller del Circulo Médico de Ramos Mejia, sinónimo de Libertad y Abrigo.
Hoy recuperado creo en el Arte, en Nosotros, como única esperanza, al sembrar Amor, Alegrías y tristezas que ennoblecen esta Maravillosa y caótica naturaleza, que nos da la Vida.
Escribo en la ilusión de transmitir Algo de Todo lo que recibí de mis Amigos del Alma...Rainer Maria Rilke Albert Camus Cesare Pavese Manuel Scorza José Saramago Héctor Tizón Violeta Parra...

Poema consigna de Sonia Del Papa Ferraro



Para hacer estallar las raices,

liberarse de esa opresión vegetal. Edna Pozzi


LAS BOCAS

Todas las bocas de bosque
te reclaman antigua.
Huelen humeda y verde
la savia de tus manos
que te pronuncia madre Tierra
Con tu nombre.



© Sonia Del Papa Ferraro
Pintura: Fermín Eguía

13/12/11

FELICIDADES PARA TODOS...


Llega fin de año y llegan los balances. Seguramente habrá encuentros y despedidas, alegrías y tristezas, logros y pérdidas. Particularmente un año que me encuentra solo sentimentalmente pero construido desde mis andamios, siempre habrá una flor anunciando primaveras y aunque hoy cueste este instante de soledad seguramente habrá crecimiento y el encontrarse con uno mismo que a veces cuesta tanto.

2012 habla de cambios, de una energía cósmica que nos devolverá con creces aquello bueno que hagamos, todo lo que hacemos y damos el universo nos lo devuelve con hechizo, con grandeza y nobleza. Adelante pues que la vida vale la pena.

Fecha donde el encuentro con la familia nos retorna al niño que éramos, porque jamás dejamos de ser aquello que fuimos y auque a veces nos abrume la melancolía hay muchos abrazos que nos contienen, que nos habitan, que nos empuja. Yo vuelvo a mis calles de piedra, a mi rio, a mis sombras, esas de aquellos árboles que siempre me aguardan, y es en ese regreso que resurjo, soy siempre ave, canto de glicinas, despertares nuevos.

Es con este humilde texto que les quiero desear a todos FELICIDADES sin importar credos ni razas, porque la felicidad es un derecho y debemos lograrla cueste lo que cueste, pese lo que pese, ahí reside la alegría, la belleza.

Un abrazo a todos, Gus...

Poema consigna de Jorge Paolantonio



....................................
Apocalipsis 9:1-2 y 6


Faustino Leyba, el incendiario

tanto le insistieron con la Segunda Venida
que llevaba un trombón a la espaldas
por si le tocase sonarlo
en la plaza de su pueblo escrutador de estrellas.

cada comarca tiene su discreto soplador de vientos
pero él era una fiesta pulmonar
presta y atenta
al huracán de alabanzas de los nombres de Dios
más allá del silencio tedioso de los muertos
y su estopa

cuando oyó que en la montaña
algún malparido le robaba el júbilo
de ser él quien anunciara
el final y los comienzos de la Zarza
empezó por incendiar unas chamizas
y luego
sopló desesperado hasta que las llamas
alcanzaron lo más alto del campanario

desde lejos
el humo del incendio
armó diez ángeles con manos de neblina
que lejos de aclamar la quemazón de Leyba
se lo llevaron lejos
más allá del Cañadón de las Ánimas

después
..........solo después
llegaron las langostas

© JORGE PAOLANTONIO
Pintura: León Ferrari

Poema consigna de Yolí Fidanza


EVA

Como la madre universal que dios al dolor destina
Sin vestidos, sin joyas, perdida la belleza
sólo soy Eva, igual a todas frente a la Noche.

No importa que se eleven multitud de rezos
Ni que se enciendan cirios del amor y del odio
Sola subo a la cruz del abandono.

Sin piedad me crecen endriagos en la entraña
y célula por célula el maligno me posee.

Ya han cubierto de duelo los espejos
Y suavemente maquillada espero.
La misma Mano que me alzó a la cumbre
Ahora hasta la ausencia me despeña.
El impiadoso flhsa no se distrae
y mi agonía exhibe una fotografía

Yo que le hablé a las masas con vehemencia
sin fuerzas pido se escuche mi verdadera voz
Oh hijos, oh hijas amé y esperé ser amada,
Aplaudan lo bueno que hice
Olviden aquello en lo que me equivoqué
Y tu Argentina, no llores por mí, no llores.

Ha pasado mi hora, me abruman las angustias
Como la única Eva , origen de la especie,
como todas las Evas, sola estoy y entregada
al dolor, al perdón , a la gracia, a la Vida.


© Yolí Fidanza
Pintura: Luis Seoane

Poema consigna de Madeline Millán


La más bella o sueño bajo la pirámide de Cleopatra en Central Park

Como los animales arrastrados, los lagartos, los gatos con los búhos los halcones con las serpientes acá abajo, como ellos no quiero corrupción de mis brazos, ni mis nervios. Quiero ser la imperecedera de esta pirámide. Ven y dale aliento a mi aliento. O dios de los vientos y las aguas, establece mi espacio, mi vientre, mi vagina, mis venas, constrúyeme, vísteme, o dios de pecho funerario tállame de leonas y buitres. Concédeme entrar al imperio de lo eterno, yo, entre animales y bestias, jamás he faltado al sol, tal vez con mis actos pero jamás con las palabras. Te aclamo entre los que aman KA. No dejes que los gusanos el fénix ni la lechuza construyan su casa y su camino en mis adentros. Ni el escarabajo con su bolita de mierda que habite mis ojos ni la oruga hile mi final antes de que caigan tus rayos. Y cuando el alma haya partido lejos, y se convierta en esa cosa apestosa, y los miembros decaigan uno detrás de otro, y los huesos se hagan polvo de tus huesos con los que florecerán los cementerios y las fosas de estos tiempos, masa inservible no seré, y la carne convertida en líquido fétido de otros será, el hombre decadencia sea, y el final sólo su final, y perezca ante los ojos de otro dios, Shu, recuerda, yo no soy como los pájaros nadando, ni como el pez que vuela, ni como el reptil de gatos enhiestos a la manera de Bastet, o cualquier bestia o cualquier cosa buscando su cabeza en el rabo. Mi ojo no se cegará por ti. Mi cabeza alargada no será separada de mi cuello a modo tuyo. Mi rostro no desaparecerá para tu gloria. Mi oído no será sordo entre los sordos. Mi lengua no será cortada a causa de un esposo maldito. Mi cabello no será rapado por la enfermedad. Mis pestañas y mis cejas no serán afeitadas porque no soy una mujer barbada sino tibia como leche que da leche. Mi cuerpo debe ser establecido a partir del Día Cero contando los días hacia arriba y hacia abajo. No deberé convertirme en ruina de mis noches, ni ser destruida sobre la tierra en un cementerio donde ocultan mi imagen. Ni las teorías de Fletcher inventen un roto donde no estaré ya. Que aquel que me desaparezca sea condenado, el que con puñal y navaja corte mis hilos caiga a su propio nido de estiércol y yo, resurrecta, vuelva a mi tierra. No soy un animal entre animales. Ni el más vil. Un animal del sol. Eso seré. Que mi rostro sea el más bello y yo vuelva a ser Nefertiti.

© Madeline Millán
Pintura: Nikolay Gay

Poema consigna de Anny Guerrini


Latidos enloquecen
eclipsan los fuegos
y en el viento del destino
una ausencia
quebranta los sueños.
El horizonte
aguas arriba
engendra laberintos de colores
y un suspiro fugitivo
encuadra el cielo.

© Anny Guerrini
Pintura: Marta Minujin

Poema consigna de Silvia Palferro


Calma en el azul
la mirada del atardecer.
Acaso sea el último guiño del sol
ese estallido al borde de las aguas
como un faro salpicando
su intensidad sin rostro.
Una paz de promesas recubre el lienzo
y busca el alma
del otro lado de la luz
para reflejar el infinito
y más aún, en ese fuego devorar
todo el olvido que cae
bajo la noche y algún verso inacabado
que ha pintado su sombra
abierta de óleo y profundidad.


© Silvia Palferro
Pintura: Ivan Konstantinovich

Poema consigna de Cecilia Glanzmann


ALUNADA MAGIA

Quiero escribir y no puedo.

Una luna blanca de feliz amnesia

se bajó del cielo,
se enganchó en el árbol
en ese árbol alto del pinar antiguo
y me alcanzó en el centro
del instante pleno.

Ni una sola idea.

Ni siquiera un sueño.
Esta paz tan sólo,
una paz redonda de alunada magia
para la palabra.

© Cecilia Glanzmann
Pintura: Jorge Alvaro

Poema consigna de Graciela Licciardi


Miro la espalda del tiempo
su hueso saliente perfora mi tersa piel
la tarde vuelve con su pequeña muerte
a acechar mi cuerpo desnudo oferente
que deshace ovillos de tristezas redimidas
pulida la imagen por una visión borrosa
y caen las escamas de mis pechos rosados
que en temibles curvas asoman a tu boca
está la vida preparada a la caricia
un leve movimiento yergue mi deseo
envuelta en sábanas que ocultan penas
esparcidas por los poros de mis piernas
que alegres ... distraídas ... a cielo abierto juguetean
es el tiempo del destierro
de líquidos fluyentes que salen al encuentro
quién sabe de quién
quién sabe hacia quién
y me golpea dulcemente en mi costado caliente
que espera y espera
sentada en una cama
desnuda ...... despojada
al que quiera tenerme

© Graciela Licciardi
Pintura: Juan Lascano

Poema consigna de Fabiana Posse



Ella no comprende porque se va evaporando
desde su piel en éxtasis hacia la ceniza.
Suspende el aire y compone un cuadro nuevo
se llena de plumas y sus quejidos gruñen
Convertida en pájaro vuelve en si para decirme
Soy agua estancada, ya dejame ir.


© Fabiana Posse
Pintura: John Everett Millais

11/12/11

Poema consigna de Liliana Chavez



No hay ruiseñor
ni aldabas doradas
sobre el lienzo negro
Ni canto de luz
sobre las paredes de la noche
no quiero que me arañen
las desamparadas horas
ni la constelación del miedo

Aún persisten antiguos temblores
soy esa redondez flotando
sola
pequeño universo
de sueños ovillados.


© Liliana Chavez
Pintura: Mariela Farina

Poema consigna de Rubén Gómez


(malharro)

árbol agradece el calor de las seis
la sola estancia y la mirada al bosque
las raíces libres
debajo del
camino

la copa amplia

sola
soberbio árbol
erguido y vanidoso

camino da luz

no sabe de idas ni venidas
huellas del sol dicen
como las sombras
lo habitan
lo nombran

camino sabe su destino


© Rubén Gómez
Pintura: Martín Malharro

Poema consigna de Liliana Díaz Mindurry


Mujer

Conocedora de todos los abandonos concebibles,
cortaba el aire
su grito pequeño, desde ningún silencio
ínfimo,
perfecto,
su voz imposible como cáscara de nuez donde dormían trinidades, vírgenes, santos, profetas, líderes, mártires,
donde ni Dios era nada,
podía no existir,
dejar el sinsentido.

Buscaba algo enorme, sin nombre, una piedra escondida en los ojos,

una piedra escondida en sus libros, cuadros, sinfonías, monumentos,
tragedias.

Los ojos líquidos se arrojaban de la más alta escalera,

Dios se escondía de tanta novedad en el agua de su /boca,
sin saber qué hacer
con ella.

Ninguna mujer salida de un cuadro

habla,
no hace falta.

En su silencio

en su sonrisa
sin malentendidos
custodia la torpe soledad
del universo

© LILIANA DIAZ MINDURRY
Pintura: Ricardo Andres Salinas Tello

Poema consigna de Susana Szwarc


Andyamo

I

En esa bolsa: uno, dos,
tres los revólveres.
Re-vol-ver. Volver y volver y volver, así
muchísimas veces.
¿Se puede volver sin haberse una ido? Idas
a veces estamos y otras nos llamamos. Eh, sí
vos, revolvé la sopa con el revólver ahí,
en la otra bolsa, en el lugar común de la esquina.


II

Me ve cruzar. No hay nada que valga
la pena la revuelta, le digo con mi gesto.
Me dice, te llevo la bolsita, la tiro ahí.
No corazón, vos trabajaste más que yo
en este día.

¿Por qué le habré dicho corazón?


III

Andy, le digo a Andy, vamos
a revender este revólver.

Tengo la mano entera
trabada en el gatillo
pero Andy
no quiere.


© Susana Szwarc
Pintura: Andy Warhol

Poema consigna de Eduardo Alberto Planas


Saber que estás

La fatuidad nos hace
buscar lo inasible,
cuando lo importante
es tender la mano
y saber que estás.


© Eduardo Alberto Planas
Pintura:Norah Borges

10/12/11

Poema consigna de Milagros Rodríguez



Observando un cuadro de Mario Carreño


Cuerpos desnudos bajo un tiempo desnudo
se rozan, encajan, copulan

Desde el fondo de las formas surgen los símbolos

Entonces, busqué una señal, una mirada
pero no había rostros… allí
solo figuras empañadas de polen solar… yaciendo

Intente el cielo
y la playa que sigue siendo cielo
también las rúbricas del viento
la lineal concentración de los cuerpos
y el azul, de un verde inesperado
Intente los pliegues blancos
con su rutina inmóvil y su espejo de eternidad

Pero todo no es mas que un sueño detenido de formas

Y esa fue la señal:
¡El movimiento se quedó en el pincel!

El sueño de Mario Carreño, se vuelve el sueño de todos
cuando Eros, arroja sobre la playa sus frutas mas codiciosas

© Milagros Rodríguez
Pintura: Mario Carreño

Poema consigna de Leonardo Martínez


''POEMIYA''

A la siesta
bajo el algarrobo
muchacho perro y caballo
son el mínimo no imponible

Fuera de la historia

sobrevivientes de Ilión o del Tahuantinsuyo
impertérritos
aguantando el acoso del sol y de las moscas
no preguntan ni se preguntan nada
ni siquiera esperan
sólo dejan que la vida haga su trabajo

Como estatuas combustibles
arderán en el momento siguiente
y la memoria no se ocupará de ellos
Único el cuadro que los fija
y estos versos salidos de una consigna milagrosa

Y así todo
Chispazos encuentros desencuentros
Embates en un rimero de conflictos
en los que somos nadie


© Leonardo Martínez
Pintura: Carlos Ripamonte

Poema consigna de Liliana Lapadula



LEONARDO, EL ARTÍFICE

“La belleza es verdad; la verdad, belleza. Esto es todo lo que sabes sobre la tierra
y todo lo que necesitas saber”
John Keats

Matices de la luz
rostros dulcificados
por el óleo que amalgama
el genio entre sus dedos.

El sol mece los contornos
mientras el Niño con su mano
extendida al cielo
señala la promesa
(prefiguración de lo que ha de venir).

Ana y María
se funden en los pliegues
de la quietud
y el Bautista, presagio del agua
ignora el destino del Maestro.

Suaves veladuras en las formas
dinamismo, vapor, sfumato
tríada del movimiento.

Belleza femenina
contrapposto da Vinci
en el misterio, la resurrección
o la quimera.


© Liliana Lapadula
Pintura: Leonardo da Vinci

Poema consigna de Liliana Varela


PRIMAVERA

.........................A Luana, mi sobrina.


Y brotaste primavera.

Un tímido rojo reemplazó el blanco de tus
mejillas
mientras una orogénesis invadió tu cuerpo
de púber.

Con qué permiso borboteó tu sonrisa
rasgos sensuales
y tus ojos de virgen pradera
centellearon amazónicos de futura lascivia.

Sin embargo,

la niña aún me escucha
desde su rincón de unicornios,
aún juega a los dados con la infancia,
confunde emociones,
crea arcoiris y los destruye,
se aleja y acerca
inconsciente de la distancia...

No sabe

que un vórtice conflictivo y eterno
signará la flor
con la que hoy sus pétalos se abren.


© Liliana Varela
Pintura: Paul Émile Chabas

Poema consigna de Jorge Figueroa


BASTA QUE ASOME EL SOL
Y SEA UN PAÑUELO CALIENTE
EL HORIZONTE SÓLO UN CUCHILLO
LADRÓN DE VIENTOS
BASTA UNA PALABRA ROTA
EN LOS PIES DESCALZOS
EL HAMBRE DESNUDO RIE
CON SU LUZ VENENO
CON SU VOLUNTAD DE MUERTE
BASTA! DE PROBAR CON SUERTE
SI TAMBIEN ELLA SUEÑA EN SU TUMBA
BASTA DE MILAGROS QUE NO LLEGAN
SEREMOS FLORES PISOTEADAS
PARA NUNCA DEJAR
..................... DE SER FLORES
PARA VIVIR
EN CADA CIELO POSTERGADO
EN MIRADAS QUE VUELVEN
EN NUESTROS OJOS VIVOS

© Jorge Figueroa
Pintura: Candido Portinari

Poema consigna de María Laura Coppié


Desbocado

Canta el galope
marcando el cuándo
que ilumina el truculento espacio
de la soledad y el hambre
de tanto caminado.

Canta el galope
y desteje el dolor de los ojos
lo ovilla para guardarlo
casi sin ocupar lugar
en el cajón de abajo.

Canta el galope que recorre
despacio las vértebras de los días
despejando el pasado
de tanta piedra
y chubascos.

Canta el galope
y despierta al corazón pausado
relleno de sal, de sucia espuma

y sacude la mañana
y anuncia severo
que apenas ahora
apenas
la vida está empezando.


© María Laura Coppié
Pintura: José Delarra

Poema consigna de Fabiana León


cómo podría buscarte
después de tanto
adónde
si en este ocaso
voy errante

aliento fresias
en el aire
sangra fuego
a tu costado

pierdo razón
confundo nombres

cómo podría yo buscarte
adónde…


© Fabiana León
Pintura: Julio Barragán

Poema consigna de Nerina Thomas


El hombre está solo y piensa
mientras abraza con su mano
la caña con su carnada.

Su mirada está fija en el agua
y en su mente, transitan mudos
sus sueños que ha construido..

Sus pies descansan, ha cumplido
su tarea del día a día y el silencio
le permite meditar sin saberlo.

sabe que en él, habita su reino
que todo está a su alcance
la naturaleza se lo brinda.

© Nerina Thomas
Pintura: Horacio Butler

9/12/11

Poema consigna de Graciela Caprarulo




es el peso en la espalda lo que obliga
siglos de sumisión más allá
de la vergüenza y de las manos

no conocen la caricia del sol

sólo su acecho implacable

la sed los obliga a bajar la cabeza
la vieja fatiga de los años y los sueños
que se evaden

pero hay algo esperanzado en la búsqueda
algo tan flexible y tan fuerte como un cañaveral

su corazón incesante

© Graciela Caprarulo
Pintura: Mario Mollari

Poema consigna de Juan Ricardo Sagardía


CAJITA SIN MUSICA

Yo quise ver tu imagen
besar tus precipicios,
quitar el silencio de tu voz
hasta elevar tu bandera.

Masticar una a una

Cada nostalgia tuya,
quitar aquellos muertos
que bañaste con lagrimas.

Yo que te ofrecía el sol

que besaba el mar,
tu, preferiste el viento
y la arena sin brújula.

Del leño solo quedó cenizas

y un sin darte cuenta,
mientras vas desapareciendo
en tu cajita sin música.

© Juan Ricardo Sagardía
Pintura: Lis Cofre

Poema consigna de Anahí Duzevich Bezoz



NO HAY CRIATURAS QUE ROMPAN EL MAR

“Como un navío que se despierta/al viento de la mañana
Mi alma soñadora se prepara para partir/hacia un cielo lejano”
Charles Baudelaire.

La voz romántica del color
trae desde las profundidades los sueños mas cuerdos
un éxtasis de mundos vibrantes a golpes de pincel.
Hay en los Altos de Deippe el cielo caído hasta el mar
Y fantasmas de múltiple existencia
mecen en la cenizas alturas y totalidad
Pegadas al agua las barcas de Delacroix
emergen desde las profundidades cual hombres
Incógnitas de las partidas
Incógnitas de los regresos
más allá de las formas simples
más allá de la irrealidad
no hay criaturas que rompan el mar.

© Anahí Duzevich Bezoz
Pintura:Eugène Delacroix

Poema consigna de Stella Maris Vence


Me sumerjo

Camino despacio en circulo
montículos y tonos me manchan
juego
camino despacio el borde
salto
salto pintada de vos de mí
respiro el miedo de la caída
la lengua el pincel
en paralelo los colores se acarician
salto
se sumerjo
en vos en mí
en el agua clara de tu mundo
te veo me ves
en la profundidad
entre olas y corrientes
la serenidad
volver

© Stella Maris Vence
Pintura: Mirian Pastorich

Poema consigna de Stella Maris Taboro


Tómame

Toma aquí, mi cuerpo
sembrado de tiempo,
habitada con alas del viento .
Árbol maduro de frutos,
tierra que tomó tus semillas .
Suelo que despertó tu fuego,
bebiendo en las noches
mi néctar escondido .
Toma mi cuerpo,
como el sol toma el horizonte,
y como las algas aferradas al agua.
Toma mi cuerpo sediento.
Así, toma mi cuerpo ,
navegando hasta el amanecer ,
hasta secarme como una flor al sol .


© Stella Maris Taboro
Pintura: Tamara de Lempicka

Poema consigna de Roberto Reséndiz Carmona


Crepitar del fuego

Amo la raíz y el corazón del alba

el serpenteante sol del medio día
el vientre ungido al crepitar del fuego.

Amo la crugiente voracidad del cuerpo

el lenguaje sostenido del abrazo
y armonizo
en la urgente tempestad de los sin tiempo.

© Roberto Reséndiz Carmona
Pintura: Jorge Murillo Torrico

Poema consigna de Fanny Jaretón



ACABADO

Caminar por la cornisa de la boca
y caerme
sin banalidades
Caer como de hoja buena
sin papel maché
Andrógina en suposiciones
Sabedora de derecha a izquierda
como quien se identifica con la tierra,
con el planeta entero.
Como en todo terreno sagrado
contengo un tesoro.

Como quien se identifica con la Tierra
así voy prendida/desprendida
escalera al Cielo.

© Fanny Jaretón
Pintura: Hugo Sbernini

Poema consigna de Alicia Perrig


Verte así
........ como un esquema
........ como un mapa antiguo
de bordes ajados
............ un río desierto
............ una muralla

como si la columna que sostiene tu peso
presumiera una grieta

verte como un vapor

........... como un blanco
rechazo de todos los colores

para quedar tan nítido
.................... tan lúcido
.................... tan solo.

© Alicia Perrig
Pintura: Georges Henri Rouault

Poema consigna de Juany Rojas


EDADES Y TIEMPO

Compasión
hacia ti viejo tiempo
porque no has probado los jugos
que endulzan
la tríada de edades
Agradecimiento
hacia ti único tiempo
porque estás en todo y en todos
aunque tu destino
es permanecer
solo
Amor
hacia ti derramado tiempo
porque me han moldeado
tus arcillas ásperas y suaves
Humildad ante ti
porque eres enigma y milagro perenne
y yo
tan solo pasajera en tu nave

© Juany Rojas
Pintura: Hans Baldung
Grien

Poema consigna de Claudia Tejeda


Qué sabe el espejo
las vidas que tuve
la intemperie de mis axilas
en las alas denegadas
toda mi piel sin volumen
talle contradictorio
el punto y aparte en mi ombligo
cicatriz de subsistencia
mi sexo de pan
y el tácito gemido
artificio para mentirme
en la destreza de lo que no cabe
en la edad del reflejo
y en los siglos de mi alma.
Qué sabe el espejo
del disfraz en la sangre
y la emboscada en los huesos.
Mi desnudez evidente
es un límite tacaño.

© Claudia Tejeda
Pintura: Santiago Cogorno

Poema consigna de María Luisa Márquez


La luna
con su resquicio
............ analfabético
igual supo parirme,
ahí donde caía
el andrajo de la desigualdad.
Dormida con una estrella
.................. de sostén
crecí como el musgo
adherido de salvación.
...... Qué es la intemperie
.............. lo inasible
.................... la cicatriz.
Devuelta sé que es
........... una sola textura
saber sufrir.


© María Luisa Márquez
Pintura: John Atkinson Grimshaw

Poema consigna de Pere Bessó


A PUNTO DE SUEÑO

Me empapa un terciopelo
de olas en el umbral
de la conciencia.
Aceite de candil
de tu ingle,
luz del deseo
en tu ombligo desnudo.



A FREC DE SOMNI

M'amera un vellut
d'ones al llindar
de la consciència.
L'oli de cresol
del teu engonal
es llum de desig
al teu melic nu.

Pere Bessó (Autor del poema y traductor al catalán)
Pintura: Luis Ricardo Falero